policiales policiales
lunes 18 de abril de 2016

Violencia de género: un policía quedó detenido y buscan a otro

A uno de los efectivos, que integraba la Patrulla de Rescate, lo denunció su pareja y fue aprehendido. La esposa de otro auxiliar que trabajaba en Maipú tuvo traumatismos en la cabeza y recibió golpes en un ojo.

Debió de conocer esa oficina fiscal de Las Heras en algún momento de su carrera en el que fue a llevar a algún detenido. Ahora es él, quien sin el uniforme de policía y sin su arma, está en el calabozo. Es uno de los dos efectivos que en menos de 10 horas fueron denunciados por haber agredido física y violentamente a sus parejas, una de las cuales terminó hospitalizada con traumatismo encéfalo craneano. El otro implicado, que trabaja en una subcomisaría de Maipú, no ha sido detenido y tampoco se lo encontró en su domicilio.

Pasada la medianoche, a la Comisaría 43 del barrio Municipal de Las Heras llegó una desesperada mujer denunciando que había sido golpeada por su pareja y resaltando que él era policía. Ya que esa dependencia no es judicial, se le recomendó ir a la Oficina Fiscal Nº5 – funciona en la Comisaría 16– para hacer la denuncia judicial.

Entre sollozos contó que ambos estaban en su domicilio del barrio Municipal cuando comenzaron a discutir. En cuestión de minutos, dijo, el oficial ayudante Cristian Grain (37) se puso violento y presuntamente la empujó contra un mueble.

Ante la denuncia, el fiscal de turno Darío Nora ordenó la detención del efectivo, que prestaba servicios en la Patrulla de Rescate, quien quedó alojado en esa dependencia en calidad de aprehendido. Como establece el protocolo, se le quitó el arma reglamentaria y los proyectiles que le provee el Estado.

Con traumatismo de cráneo
Apenas 9 horas más tarde, otro caso de violencia de género se dio en una vivienda de la manzana A del barrio Colombia II, también de Las Heras, en donde el protagonista era otro policía.
Según contó Mariana Aráoz al pedir auxilio al 911, temprano en la mañana su pareja, el auxiliar Daniel Ortega, con quien convive desde hace 15 años, la golpeó con un objeto en la cabeza y le provocó varias lesiones.

A su domicilio llegó una patrulla, cuyos efectivos corroboraron con sus propios ojos las heridas que la mujer presentaba en el rostro. Ellos también dejaron constancia de que el efectivo no estaba en su domicilio y que tampoco se encontraba en la Subcomisaría Lorenz, de Maipú, ya que estaba de franco y debía presentarse hoy a trabajar.

Más tarde, en el hospital Ramón Carrillo a la mujer se le diagnosticó traumatismo encéfalo craneano sin pérdida de conocimiento, hematoma en un ojo y lesiones en los labios, fruto del golpe que le habría dado el efectivo con un objeto.

De acuerdo con lo que dejó constancia la víctima en la Oficina Fiscal Nº6, esta no era la primera vez que sufría un ataque así de violento, sino que ya había atravesado una situación similar hace 2 años, aunque no trascendió si en aquel momento denunció judicialmente la golpiza.

Hasta anoche este uniformado no había sido detenido, según se confirmó oficialmente. De ambos casos se informó a la Inspección General de Seguridad.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas