policiales - San Rafael San Rafael
martes 04 de julio de 2017

Veinte años de prisión para la mujer que mató a su hijo en San Rafael

Verónica González (38) fue encontrada culpable del asesinato de Bautista (4), ocurrido en octubre del año pasado.

La Segunda Cámara del Crimen condenó este lunes a 20 años de prisión a Verónica González (38) , por matar a su hijo Bautista (4) el 18 de octubre de 2016 en San Rafael.

Los jueces Jorge Yapur, Néstor Murcia y Julio Bittar la encontraron autora del delito de "homicidio agravado por el vínculo" al haber asfixiado al pequeño con una almohada en su casa de calle Los Franceses 1659, de San Rafael.

La mujer lloró y colocó sus manos en el rostro al escuchar la sentencia dictada ayer, y luego fue trasladada a la cárcel de San Rafael donde se encuentra desde el día del crimen. La lectura del veredicto fue seguida por su hija mayor (adolescente), presente en la sala.

El tribunal consideró que quedó probado que Verónica es imputable y que comprendió lo que hizo. Esto en el contexto de que padece raptos de ira que no controla y que tiene un "trastorno de la personalidad límite", que se caracteriza por la inestabilidad emocional y la impulsividad, entre otros síntomas.

El fiscal Víctor Giambastiani había solicitado en sus alegatos la prisión perpetua, pero el tribunal declaró "única y exclusivamente" para este caso particular "la inconstitucionalidad de la pena de prisión perpetua prevista para el delito de homicidio agravado por el vínculo", citando artículos de la Convención Americana de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

"Para mí ameritaba la pena de prisión perpetua, pero ahora hay que esperar los fundamentos que esgrime el tribunal para declarar esta inconstitucionalidad en este caso concreto", aseguró el fiscal a Diario UNO.

Explicó que "ella es imputable, para mí no hay una cuestión de alineación mental ni esquizofrenia, fue un brote de violencia, lo aclararon bien los psiquiatras".

Consideró que "el tema había que buscarlo desde el punto de vista psicológico, en la estructura de su personalidad. Era una persona que tenía reacciones de ira, es impulsiva, violenta y no está preparada para respuestas ante estímulos de estrés o situaciones traumáticas, así que reaccionó violentamente", agregó el fiscal.

Lo asesinó e intentó suicidarse
El 18 de octubre pasado, cerca de las 2, Verónica González tomó una almohada y ejerció presión sobre la cabeza de Bautista, que murió por asfixia. Antes de hacerlo habría tomado una gran cantidad de pastillas.

Luego intentó quitarse la vida tres veces. Primero se quiso ahorcar con una soga, pero en el intento falló porque el clavo que colocó sobre una de las puertas cedió por el peso del cuerpo. Después desarmó una gillete y con las hojas se lesionó en ambos brazos, aunque no fue suficiente.

Su último intento lo hizo con una bolsa que se colocó en la cabeza, pero desistió de ello.

Pasó la noche al lado del chico y por la mañana se comunicó vía WhatsApp con su ex pareja, que estaba en Buenos Aires, quien pensó que estaba fabulando y le pidió que se comunicara con el psiquiatra.

Justamente fue este profesional el que llamó al 911 luego de hablar con Verónica, aunque sin saber que el niño estaba muerto.

Cuando llegó la policía se encontró con el cuerpo sin vida del pequeño cubierto con una frazada en el dormitorio. Minutos después quedó detenida.
Fuente:

Más Leídas