policiales - Junín Junín
domingo 10 de abril de 2016

Una "ola" de robos en estaciones de servicio inquieta a sus dueños

Empresarios se reunirán con el Ministerio de Seguridad buscando evitar cerrar sus negocios por la noche.

El robo a dos estaciones de servicio de Junín y Tupungato, que fueron protagonizados este sábado a la madrugada, se sumaron a una seguidilla que comenzó el jueves pasado en el sur de Mendoza, y puso en evidencia la vulnerabilidad de estos comercios, que son un blanco fácil para los delincuentes, en especial durante la noche.

Amena, la Asociación Mendocina de Expendedores de Naftas y Afines, ya pidió una audiencia con el Ministerio de Seguridad para encontrar una solución y así descartar una opción que algunos hoy barajan en el sector: cerrar las bombas de combustible durante la noche.

Este pedido surge porque las medidas que adoptaron desde el rubro para sortear esta clase de episodios, como cobrar únicamente con tarjetas durante la noche y así evitar el manejo de efectivo, no alcanzan.

La realidad es que los asaltos son moneda corriente en las bombas de combustible porque son espacios que no se pueden blindar como un local de indumentaria, por ejemplo.

"Sabemos que no es fácil una solución, pero queremos hacerle entender al Gobierno que cerrar de noche significa dejar a gente sin laburo. Y aunque a veces nos convendría cerrar, porque si ponemos en la balanza son más gastos que ingresos, no queremos hacerlo porque estamos brindando un servicio a la comunidad", dijo Octavio D'Ascanio, presidente Amena.

La insistencia de D'Ascanio, entre otras cosas, obedece a un aspecto clave. Las estaciones de servicio son recaudadoras de impuestos; y por cada robo que sufren deben reponer las pérdidas de sus ingresos.

"Con el Gobierno pasado firmamos algunos convenios para tener rondines policiales, pero con eso no alcanza", dijo el presidente de Amena.
Fuente:

Más Leídas