policiales policiales
viernes 01 de julio de 2016

Una mujer embarazada fue herida en una balacera frente a una comisaría

Ocurrió en General Alvear. La joven caminaba por la vereda de la dependencia cuando recibió un balazo en una pierna, que no le ocasionó daños mayores. El autor quedó detenido

Una larga disputa entre dos familias casi termina en una tragedia. Dos hombres se tomaron a las piñas en la guardia de la Comisaría 14 y como eso no les bastó, uno de los protagonistas fue hasta el automóvil, tomó un revólver y comenzó a disparar a diestra y siniestra.

En la línea de fuego quedó una embarazada que tuvo la mala fortuna de ir caminando por la vereda justo en ese momento. La bala entró por una pierna y se alojó en la otra pero por su estado, la joven quedó internada en observación.

"Fue terrible, no entendíamos nada, el hombre se acercó hasta el auto, sacó un arma y empezó a disparar y le pegó a una chica embarazada que iba caminando por la vereda con la madre. Fue algo muy feo y la verdad es que nos dio mucho miedo", relató una testigo que presenció el episodio violento en primera fila, desde la heladería que está justo enfrente de la comisaría.

El incidente, que se produjo ayer minutos después de las 14, comenzó en el interior de la seccional alvearense y se trasladó a la vereda.

El hecho se remonta a una vieja rencilla entre dos familias que parece nunca llegar a su fin y que está plagada de amenazas y violencia casi a diario.

De un lado está Carlos Ibarra (28) y del otro Miguel Ángel Morán (26), quienes se denuncian mutuamente una y otra vez por agresiones, abusos de armas, robos, entre otros delitos.

Ayer precisamente estaban en la guardia para dejar constancia de otro supuesto hecho Ibarra y sus familiares y minutos después apareció Morán totalmente sacado y comenzó una batalla campal, con piñas y patadas por todas partes.

"Ambos sujetos mayores de edad, uno de apellido Morán y otro Ibarra, iniciaron una riña en la guardia de la comisaría y actuamos rápidamente para reducirlos, uno quedó dentro de la comisaría y el otro afuera", confirmó el comisario Modesto Bravo.

Después de separarlos, Morán salió disparado como un cohete pero lejos de partir fue hasta el Fiat 147 que estaba estacionado frente al edificio policial, de cuyo interior sacó un revólver calibre 32 y disparó tres veces.

Uno de los proyectiles hirió a la embarazada y otro impactó en la puerta de la dependencia.

"A raíz de los disparos una transeúnte, una joven de 17 años embarazada, resultó lesionada en la pierna izquierda. La joven fue trasladada al hospital de Alvear y se detuvo al instante al agresor, a Morán, y también a su pareja", agregó el jefe de la seccional alvearense.

De acuerdo con el informe emitido por el hospital Enfermeros Argentinos, el proyectil que hirió a la futura mamá ingresó a la altura del muslo, salió limpiamente sin ocasionar daños en huesos o la arteria y se alojó en la otra pierna.

Y como tiene "un embarazo a término, quedó internada en observación en la sala de maternidad, fuera de peligro".
Fuente:

Más Leídas