policiales policiales
miércoles 27 de abril de 2016

Una joven fue imputada junto con su pareja por el asesinato de su madre

Ruth Moreira (21) y Exequiel Eskers (18)dijeron que Sonia Godoy (52) había sufrido un accidente doméstico. El hecho sucedió el sábado pasado en Las Heras

Ruth Estefanía Moreira (21) y su novio, Exequiel Marcelo Eskers (18), ya se encuentran imputados por homicidio agravado por alevosía y por el vínculo (sólo en el caso de la joven) tras el asesinato de Sonia Aurora Godoy (52). La víctima es la madre de la chica.

Actualmente, ambos jóvenes están alojados en la comisaría de El Algarrobal, en Las Heras, pero en las próximas horas serán derivados a los penales correspondientes.

El crimen que les adjudicó la fiscal de Las Heras, Gabriela Chávez, podría llevarlos a cumplir una condena de prisión perpetua.

Este asesinato fue descubierto por los profesionales del Cuerpo Médico Forense, quienes en la necropsia detectaron que Godoy había sido ultimada a golpes en distintas partes del cuerpo y presentaba, además, hundimiento de cráneo, hematomas en ambas piernas y pérdida de masa encefálica.

Lejos estaba de ser un accidente doméstico, como había pretendido hacer creer la acusada a la policía y en la guardia del Hospital Central.

Los profesionales informaron a la fiscal de la causa sobre el resultado de la necropsia que no deja dudas de que se está ante un asesinato.

El mismo día que la víctima fue internada, o sea el sábado pasado, la fiscal Chávez tomó declaración a los familiares, pero lo que dijo Ruth no la convenció y tampoco al personal de la División Homicidios. Sin perder tiempo y ya convencida de que estaba frente a una sospechosa del hecho, ordenó su arresto como así también del novio, Exequiel Marcelo Eskers, porque entendió que no estaban ajenos a lo sucedido a la infortunada mujer.

El móvil
Uno de los puntos que la fiscal debe tener claro es la motivación por la cual la pareja habría llegado presuntamente al extremo de asesinar a Godoy.

Para ello los siguió indagando y a medida que la joven avanzaba en su relato era menos convincente. Prosiguiendo la investigación, varios familiares y vecinos de la víctima fueron interrogados como testigos y de sus declaraciones –especialmente la de una vecina– habría surgido que Godoy tenía la intención de pedirle a su hija y al novio que se marcharan de la casa porque él no trabajaba y ella era el sustento de ambos.

Esto habría sido el desencadenante de esta tragedia familiar, ya que la macabra pareja habría sostenido una violenta discusión con la mujer, a quien la habrían matado ese día entre las 8 y 9.30.
El dato importante de una vecina que pasó por la vivienda del barrio 25 de Mayo manzana E –donde ocurrió el crimen– y aportó a la Justicia, es el de haber visto a la imputada que estaba llorando y manchas de sangre en el piso de la vivienda que le llamaron la atención y despertaron su preocupación.

La pareja, una vez que internaron a Godoy, y para borrar huellas que la comprometieran, lavó el piso donde habría atacado a la mujer. Subestimaron la tarea de los pesquisas y pretendieron hacerles creer su versión respecto de un accidente doméstico que no existió y que no había sido la causa de las heridas que presentaba Godoy cuando ingresó en el Central.

Lo que no se pudo determinar es qué elemento utilizaron para asestarle tantos golpes a la mujer que finalmente le causaron la muerte el mismo sábado que la internaron.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas