Una abuela reconoció al presunto asesino de su propio nieto

La Justicia suma más pruebas contra Roger Varela (26) por el asesinato de Marcos Roldán (26). Si bien está imputado, continúa en libertad. Días claves.

La investigación por el asesinato de Marcos Fabián Roldán, el joven de 26 años asesinado en la casa de sus abuelos en Las Heras en junio pasado, ha tenido un camino sinuoso. Si bien el expediente tiene un imputado, este logró recuperar su libertad gracias a las pruebas poco claras. Ahora un testigo lo reconoció y se espera que la causa de avances importantes en los próximos días.

En la jornada del miércoles, se realizó una rueda de reconocimiento siendo la abuela de Roldán la testigo. Esta mujer vive en el domicilio del barrio Eva Perón donde ocurrió el hecho y el único acusado, Roger Armando Varela Rocha (26), también reside en esa barriada.

La mujer señaló y reconoció a Varela Rocha detrás del vidrio. Sin embargo, la Justicia de Garantías ordenó que continúe en libertad mientras avanza la causa.

Si bien se trata de una prueba importante, la mujer ha declarado varias veces en el expediente que lidera el fiscal Fernando Giunta y en la primera ocasión aseguró que no había visto el momento del ataque a su nieto. Esta contradicción es lo que hizo perder fuerza al reconocimiento.

Las fuentes ligadas al caso se mostraron esperanzadas de unas medidas similares que se realizarán la próxima semana. Los testigos serán dos personas de identidad reservada que observaron el homicidio y se mostraron capaces de señalar al autor del hecho. Las autoridades estaban tras el rastro de estas personas desde hace varios meses, hasta que la División Homicidios de la Policía logró convencerlos de que su aporte es vital para la causa.

En caso que los testigos también señalen a Varela Rocha en el reconocimiento, hay probabilidades de que el joven vuelva a quedar tras las rejas hasta el fin de la etapa de instrucción, según detallaron fuentes judiciales.

Baleado

El hecho ocurrió el 25 de junio pasado, cuando Marcos Roldán se encontraba en la casa de sus abuelos ubicado en el barrio Eva Perón. El muchacho, que meses atrás había llegado de España, salió a la calle para lavar un Fiat Palio que estaba estacionado en la vereda.

Un hombre pasó por el lugar y efectuó un disparo que impactó en su espalda y salió por su pecho. Roldán murió a los pocos minutos, antes de ingresar al Hospital Carrillo. En paralelo, su hija con algunos de sus familiares viajaban desde Europa hacia la provincia para reencontrarse, pero se encontraron con la trágica sorpesa.

Poco menos de un mes después, Roger Varela fue detenido por personal de la Unidad Investigativa (UID) de Las Heras y fue imputado por homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Los pesquisas creen que la bronca que motivó el ataque era un problema por una mujer.

En octubre, dos de los testigos que más complicaban al acusado contradijeron su versión y aseguraron no haber visto nada. Desde el entorno de Roldán aseguran que fueron amenazados en el barrio. Ante esto, la Justicia de Garantías dictó la libertad para el sospechoso, aunque para eso debió pagar una caución de 10 mil pesos.

Fuente:

Más Leídas