policiales - Guaymallén Guaymallén
jueves 27 de octubre de 2016

Un ticket de compra lo salvó de ser enjuiciado por un homicidio

Un joven de 23 años fue sobreseído antes de llegar a juicio por el asesinato de Emanuel Cisnero (22), ocurrido en Guaymallén a mediados de 2015.

Un ticket de compra salvó a un joven de afrontar un juicio oral y público por el homicidio de Emanuel Cisneros, un muchacho de 22 años que fue asesinado en Guaymallén en junio del año pasado. La Justicia sobreseyó a uno de los principales acusados del crimen ante la falta de pruebas concretas.

En septiembre pasado, Lucas Daniel Galante (23) fue detenido tras un allanamiento que realizó personal policial en Dorrego. El joven, apodado Grandote, fue imputado por el fiscal departamental Tomás Guevara por homicidio agravado por el uso de arma de fuego y el mismo delito en grado de tentativa, ya que en el hecho también fue baleada una menor de 16 años.

Poco tiempo estuvo tras las rejas el principal sospechoso ya que presentó un control jurisdiccional –medida para revisar el expediente- y la jueza de Garantías Patricia Alonso decidió sobreseerlo por falta de pruebas. El fiscal Guevara interpuso un recurso tras esta decisión pero la Cámara de Apelaciones en lo Criminal confirmó que Galante no tiene relación con el hecho.

El investigador judicial argumentó su acusación en el testimonio de la adolescente de 16 años, quien dijo que un joven sindicado como Kevin Giménez era quien manejaba la moto –lo conocía por haber sido novio de una amiga- y fue el acompañante quien efectuó los disparos. A esta persona la identificó por el nombre de Lucas y detalló que llevaba puesta una campera roja.

La defensa de Galante sostuvo que el atacante llevaba un caso por lo cual era imposible que la menor reconociera a quien efectuó los disparos. En todo caso, tampoco lo señaló en una rueda de reconocimiento que se realizó tras su detención.

Otra de las falencias es que la testigo y víctima declaró que el autor de los disparos medía 1.60 metros, característica contraria a Galante a quien justamente apodan Grandote por casi llegar a los 2 metros de altura.

Pero uno de los puntos más importantes que tuvieron en cuenta la jueza y los camaristas es la coartada que estableció el acusado. Galante presentó una foto de un ticket de compra que realizó en un supermercado en el mismo momento que ocurría el hecho. Para reforzar esta versión acompañó el resumen de la tarjeta de crédito con la cual abonó.

SI bien para el fiscal Guevara esto no quedó acreditado porque las cámaras de seguridad del local no lo captaron y en el ticket no salía su nombre como titular, para el juez Luis Correa Llano la coartada es verosímil.

El magistrado también agregó que en el allanamiento en la casas del Grandote Galante se secuestró un casco de moto que no coincide con el descripto durante el hecho y no se hallaron armas de fuego.

Emanuel Cisneros 2.jpg
Grandote Galante cuando fue detenido.
Grandote Galante cuando fue detenido.

Baleados

Minutos antes de las 21 del 28 de junio de 2015, Cisneros estaba en la puerta de la casa de su novia ubicada en el interior del barrio Santa Elvira. Otros amigos también se habían reunido ese domingo.

Una moto con dos jóvenes pasó por el lugar. El acompañante descendió y comenzó a disparar contra el grupo, hirieron al joven de 22 años y a la menor de edad. Un familiar cargó a los heridos y los trasladó al Hospital Central.

Cisneros ingresó con una herida en el tórax que le dañó órganos vitales y le quitó la vida a los pocos minutos. En tanto que la menor de 16 años sufrió un roce de bala en su cabeza y se salvó de milagro.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas