policiales - abuso sexual abuso sexual
jueves 08 de septiembre de 2016

Un niño contó que su hermana no iba a la escuela porque fue violada

La revelación dejó al descubierto un grave caso de abuso sexual familiar que tenía como una de las víctimas a la nena que actualmente se encuentra internada. Pasó en Santiago del Estero

Un niño le contó a una maestra que su hermana de nueve años no iba a la escuela porque había sido violada por otro hermano de 22 en su casa del departamento Robles, Santiago del Estero.

La docente radicó la denuncia y el fiscal de turno, Martín Silva, ordenó la detención del acusado cuando el médico forense reveló que tenía lesiones compatibles con el ultraje.

La denuncia dejó al descubierto un grave caso de abuso sexual familiar que tenía como una de las víctimas a la nena que actualmente se encuentra internada en el Centro Provincial de Salud Infantil Santiago del Estero (Cepsi).

Según revelaron las fuentes consultadas por el diario El Liberal, la investigación comenzó cuando la educadora, que cumple funciones en el interior de Robles, se presentó junto a una colega en el nosocomio capitalino para saber qué le sucedía a una de sus alumnas, quien no concurría clases por estar internada.

Una vez en el nosocomio la docente se entrevistó con la madre de la pequeña, quien le contó que su hija tenía lesiones en la zona anal compatible con una enfermedad de transmisión sexual.

Preocupada por los dichos de la madre -quien le negó rotundamente que su hija haya sido abusada- al día siguiente interrogó a un alumno de siete años, hermano de la víctima, quien concurre al mismo establecimiento educativo.

Cuando le preguntó al niño si sabía lo que había pasado con su hermana, éste respondió que su hermano de 22 años la había abusado y por eso ella tenía "lastimada" la cola.

Ante tamaña confesión, la docente continuó interrogando al pequeño, quien sostuvo que vio cuando el acusado sometía a sus bajos instintos no solo a su hermana de nueve años, sino también a otra de siete.

Tras los dichos del pequeño, las maestras se entrevistaron nuevamente con la madre de los menores.

Según consta en la denuncia de la docente, la progenitora de los niños al ser consultada sobre los abusos manifestó que su hijo (de 22 años) no la había accedido y que solamente las "manoseaba". De inmediato la maestra radicó la denuncia y rápidamente tomó intervención en el caso el fiscal de turno, Martín Silva, quien dispuso que el médico de Sanidad concurra al Cepsi y examine a la víctima.

Según se supo, el profesional indicó que la niña tenía herpes. Tras el parte del médico policial el representante del Ministerio Público ordenó que el médico forense confirme si la menor había sido accedida vía anal. El parte del forense fue contundente, ya que indició que las lesiones de desgarro que la menor tenía eran de varios días atrás. Con los dichos del menor y de la docente, ordenó la detención del acusado, quien fue aprehendido cuando se encontraba en su casa, al "cuidado" de sus hermanos menores.

Fuente:

Más Leídas