policiales policiales
miércoles 08 de junio de 2016

Un delincuente murió de un disparo en la cabeza en medio de un forcejeo con su víctima

Ocurrió en una estación de servicio de Guaymallén. El empleado, ex policía, se resistió, peleó cuerpo a cuerpo con el ladrón y lo mató de un tiro.

Un asaltante fue ejecutado de un disparo en la cabeza por un empleado de una estación de servicio de Guyamallén, quien es un ex policía. El hombre se resistió a ser asaltado y forcejeó con uno de los dos delincuentes, a quien le disparó y lo mató.

El cómplice del asaltante escapó en la moto en la que habían llegado a la estación. En el lugar quedó un arma de fuego, pero no sería el arma homicida.

El delincuente abatido fue identificado como Carlos Emilio Vásquez, de 22 años. Llegó hasta la estación Red Mercosur de Acceso Este y calle Tirasso, de Guaymallén, cerca de las 22.30 del martes, en una moto junto con un cómplice.

Allí los motochorros se acercaron hasta el empleado de la estación, un ex policía de 48 años, quien a pesar de ser amenazado con armas de fuego, se resistió a ser asaltado.

Sin dudarlo, la víctima se enfrentó cuerpo a cuerpo con uno de los asaltantes a pesar que este lo tenía amenazado de muerte y apuntándolo con un arma.

Todo terminó cuando se escuchó un disparo. Según algunos trascendidos, los delincuentes intentaron escapar en la moto, pero uno de ellos cayó herido. Su compañero de andanzas no perdió tiempo y escapó del lugar.

La Policía y una ambulancia llegaron a los pocos minutos, y un médico constató la muerte de Vásquez, de 22 años, debido a un disparo que recibió en la cabeza, precisamente en el parietal izquierdo.

En el lugar quedó un revólver calibre 22, pero el empleado que gatilló y ejecutó a su asaltante aseguró que esa no era el arma que él había disparado en medio del forcejeo.

El hombre fue trasladado a la Comisaría 9 donde será sometido a pericias, a disposición de la Oficina Fiscal N° 9.

Mientras tanto Policía Científica trabajó en la estación de servicio para precisar lo ocurrido y tratar de encontrar pistas que lleven al delincuente que escapó.

El joven Carlos Vásquez, de 22 años, era oriundo de un barrio cercano al lugar donde murió, tenía varios antecedentes por robos y drogas, y según trascendió tenía algún beneficio de libertad.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas