policiales - Judiciales Judiciales
lunes 19 de septiembre de 2016

Tres condenados en un juicio abreviado por un brutal homicidio

Joel Ávila recibió 20 años de prisión y Raya Lozano y Pablo Correa 15 años de pena por el crimen de Claudio De Luca (35), ultimado en Colonia Segovia a mediados de 2015.

El juicio por el homicidio de Claudio Gustavo De Luca estaba previsto que se desarrollara durante tres días pero finalmente se resolvió en un par de horas. La Justicia condenó a los tres acusados de darle muerte con un palazo y con armas blancas al hombre de 35 años en Guaymallén a mediados del año pasado.

La Séptima Cámara del Crimen condenó a 20 años de prisión a Joel Alan Ávila Astudillo y a 15 años a Nicolás Rata Lozano Ramos y Pablo Correa Pérez. El primero de ellos recibió una pena mayor ya que los investigadores entienden que fue quien golpeó con un palo en el cráneo a la víctima, herida que fue mortal, mientras que el resto participó de la agresión dando puñaladas en distintas partes del cuerpo.

Los tres acusados llegaron a juicio con la calificación de homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas, delito que prevé prisión perpetua. Según determinaba el calendario judicial, el debate oral y público se iba a extender desde esta jornada hasta el próximo miércoles.

Sin embargo, los defensores oficiales de los acusados llegaron a un acuerdo con el fiscal Alejandro Iturbide y realizaron un juicio abreviado. Para realizar esta etapa procesal los implicados deben admitir su autoría en los hechos y se negocia una pena más accesible.

De esta forma, el tribunal condenó a Ávila, Lozano y Correa pero bajo la calificación de homicidio simple, por lo que fueron sentenciados a una pena temporal.

Claudio Gustavo De Luca 01.jpg
La víctima del sangriento crimen.
La víctima del sangriento crimen.

El caso

Por drogas o por armas de fuego. Si bien el móvil del crimen nunca se pudo definir con exactitud, si quedó en claro la brutalidad con la que actuaron los agresores. La investigación sostiene que el 19 de junio de 2015 los tres acusados se encontraban en el patio de una vivienda ubicada en el asentamiento San Agustín de Colonia Segovia.

Cerca de las 23, los jóvenes llamaron a Claudio De Luca, quien estaba en el interior del domicilio. Cuando salió al exterior, fue golpeado con un palo en la cabeza y apuñalado en múltiples ocasiones.

Los jóvenes cayeron a las pocas horas de ocurrido el hecho ya que vivían en el mismo asentamiento donde ocurrió el sangriento asesinato

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas