policiales policiales
jueves 27 de octubre de 2016

Tras los pasos del acusado del crimen de una mujer en Maipú

Norma Pereyra (65) fue asesinada en su casa. Creen que fue un novio que la atacó para robarle. Hay otras hipótesis

La investigación por el crimen de Norma Pereyra (65), la mujer hallada asesinada el 9 de setiembre en su casa de Maipú, apunta a un hombre como el principal sospechoso del hecho. Se trata de un sujeto que tuvo un noviazgo con ella. La hipótesis más fuerte, aunque no se descartan otras, es que podría haberla seducido para ganarse su confianza y luego la atacó para sacarle dinero, ya que tiene antecedentes de este tipo.

La víctima fue encontrada sin vida en su vivienda de calle Gutiérrez, de Luzuriaga, en horas de la madrugada. Sus familiares dieron con ella luego de varios días sin noticias sobre la mujer, quien era enfermera del Hospital Central. Estaba tirada en el piso, boca abajo y con un pañuelo atado en el cuello. Tenía dos dientes partidos y parte de la dentadura desprendida.

En un principio, se sospechó que había sido estrangulada con un pañuelo. Sin embargo, la autopsia reveló que falleció como consecuencia de severos golpes en la cabeza, al parecer efectuados por los puños del atacante.

En su hogar faltaba una moto, por lo que se especula que el autor del hecho podría haber escapado en ese vehículo. La puerta principal estaba cerrada y creen que el homicida se llevó las llaves.
También faltaban sus documentos y según los familiares dinero de un préstamo.

A través de testimonios, los pesquisas lograron determinar que días antes del hallazgo del cadáver un hombre estuvo en su casa. Esta persona fue sindicada como un novio de Norma, aunque no era una relación de mucho tiempo. Los investigadores pudieron identificarlo con nombre y apellido (por el momento se preserva), saben que tiene 50 años y es apodado Pancho.

Con todo esto, los sabuesos obtuvieron el dato de que este sujeto tiene antecedentes y denuncias por varias causas, la mayoría por estafas.

"Parece que busca seducir mujeres, para luego atacarlas y robarles", confió un pesquisa del caso, quien también dijo que el sospechoso es un "matón y cocainómano", con presunto manejo y venta de estupefacientes.

La sospecha es que pudo haber aprovechado su relación con Pereyra para atacarla y robarle el dinero de un préstamo que había sacado la víctima.

El acusado ya tiene pedido de captura emitido por el fiscal de la causa, Galdo Andreoni, quien lo imputará cuando la policía lo arreste.

Luego será sometido a cotejos de ADN, con los restos de piel hallados debajo de las uñas de la mano de la mujer que quiso defenderse. También una huella encontrada en la escena del crimen será utilizada para una comparación genética.

Si alguna de estas medidas resulta positiva su situación se complicará. A la espera de su captura, los investigadores nos descartan otras hipótesis acerca del homicidio, que por ahora las mantienen en reserva.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas