policiales - Judiciales Judiciales
lunes 27 de junio de 2016

Tragedia en la ruta 7: leve condena y pedido de investigación a los superiores policiales

Sólo uno de los 4 efectivos juzgados fue condenado a inhabilitación y una multa de 2 mil pesos. Piden indagar sobre los comisarios.

Una leve condena, tres absoluciones y un pedido de investigación a parte policías de mayor jerarquía fue el resultado del juicio que ventiló en los últimos días el accidente de ruta 7, la mayor tragedia vial en la historia de Mendoza que dejó un saldo de 16 muertos en febrero de 2014.

En la mañana de este lunes se conoció el fallo dictado por la jueza Dolores Ramón, del Juzgado Correcional 3, en base al debate oral y público que se realizó con los imputados Florencia Pamela González, Ramón Ezequiel Pablo Ríos, Alejandro Marcial Vega y José Darío Torres.

Este último, quien cumplía funciones en el 911 al momento del incidente, fue el único condenado. El efectivo recibió 8 meses de inhabilitación especial y deberá pagar una multa de 2 mil pesos por el delito de omisión de deberes de oficio. Sus compañeros terminaron absueltos.

Pese a esto, lo más interesante de la sentencia es que se ordenó extraer una compulsa para que se investigue a quienes en ese entonces eran líneas superiores de los uniformados. Se apuntó contra los comisarios Antonio Cáceres –subjefe de la Policía Vial-, Darío Irrutia –jefe del CEO-, Gustavo Saccone –principal a cargo del CEO ya que Irrutia estaba de licencia-, Fermín Garro –a cargo de la Comisaría 25-, Dante Albarracín y personal del CEO sector cámaras y telefonistas.

Tarde fatídica

El micro de la empresa Mercobus había salido el 7 de febrero de 2014 a las 7.30 de Córdoba y estaba a sólo 45 kilómetros de la ciudad de Mendoza, adonde tenía previsto llegar a las 18.10.

A la altura del autódromo General San Martín quiso adelantarse a un camión cisterna. El chofer realizó la maniobra correctamente, por la izquierda, pero se encontró de frente, en su carril, con un camión de la empresa brasileña AMC, que transportaba ajo, al mando de Genesio Mariano, que venía a alta velocidad y en estado de ebriedad.

Otros conductores ya lo habían visto en Guaymallén y habían alertado al 911. El micro, en pocos minutos, quedó envuelto en llamas y muchos de los pasajeros murieron carbonizados.

En total fueron 16 las víctimas fatales, incluido el chofer del camión brasileño.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas