policiales policiales
martes 19 de abril de 2016

Tiene 15 años y tras un asalto quedó cuadripléjico

Fue cuando caminaba con un amigo por la calle Perito Moreno, de Godoy Cruz. Lo atacaron desde una camioneta

Abrió los ojos y quiso ponerse de pie, salir de esa habitación que no era la suya y tranquilizar a su madre, a su padre y a sus hermanos que rodeaban la cama y lo miraban con caras angustiadas y llenas de desesperación. Quería decirles que él no hizo nada, que caminaba el domingo por la tarde con un amigo cerca del parque Benegas, cuando se les acercaron para robarles, que se llevaron la bicicleta, que no se resistió, que se la entregó de inmediato.

Pero las palabras no le salían. Tendido en una cama de la clínica Santa Clara, de la calle San Martín, en Godoy Cruz, Emir Cuattoni, de 15 años, reconstruyó el relato ante sus familiares y descubrió que efectivamente no podía moverse. Estaba cansado, abatido. Emir está cuadripléjico.

Contó que sintió gritos, que le gritaban desde la ventanilla de una camioneta, que era un tipo que nunca había visto antes, que tuvo miedo... Pero le costaba recordar lo que sucedió después de las amenazas. Se sintió paralizado del cuello hasta los pies y según supo por los médicos y sus padres, ha recibido un disparo que le atravesó el hombro hiriéndole la médula espinal.

"Iba por la calle Perito Moreno a encontrarse con una compañera y a eso de las 19.30 desde un vehículo sacaron un arma y le dispararon. El amigo que lo acompañaba fue citado a declarar y hay otros testigos. En ese momento, el parque estaba repleto de gente", explicó Darío Anís, director del teatro Independencia, pues la víctima del violento robo es su sobrino.

"No logro entender cómo puede estar pasando esto. Según el diagnóstico de los médicos, mi sobrino está cuadripléjico, pero tenemos la esperanza de que esta evaluación se revierta. No puede sentir el cuerpo. Es una situación que siempre les pasa a otros y esta vez nos tocó de cerca. Estamos todos desgarrados y deprimidos", relató, al borde de las lágrimas, Anís.

El caso es investigado por la Oficina Fiscal 3 de Godoy Cruz y está bajo secreto de sumario. Por ese motivo no estaban autorizados ayer a ofrecer mayores detalles y hasta anoche no había detenidos, pero se siguen de cerca las pistas que surgieron de las declaraciones para dar con los delincuentes. Sin embargo, son varias las versiones que se cuentan del hecho.

Mientras la Policía reúne información, amigos y parientes le transmitieron al joven y a su familia expresiones de cariño y solidaridad por las redes sociales. "Fuerza hermano yo sé que vas a estar bien", le escribió Agustín. Su madre hizo un llamado para que rezaran por su hijo para que se recupere y recibió por Facebook cientos de mensajes de apoyo.

"El negrito es fuerte y con la ayuda del cielo va a salir adelante. Un abrazo grande para todos, estamos rezando y enviándoles las mejores energías al campeón. Queridos amigos fue una conmoción enterarnos de esta triste noticia, todo va a salir bien, todos queremos a esa hermosa familia, y la fe de todos los ayudará a salir adelante", se multiplicaron los mensajes.

Emir Cuattoni es hincha del Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba. Tiene dos hermanos mayores, Ciro y Farid. Su madre, Farida Anís, es hermana del actual director del teatro Independencia. Hasta antes del cierre de esta edición el estado de salud del chico continuaba siendo delicado, ya que la bala que le ingresó por el hombro y quedó alojada en el cuello.

Triste antecedente
Un caso similar a este ocurrió el 8 de enero de 2014 cuando Emanuel Rodríguez (30) se encontraba en el interior del local de comidas La Massa, ubicado en Jorge A. Calle 156 de la Sexta Sección. El joven se desempeñaba como delivery, pero ese día estaba en la parte de atención al cliente y recibió un disparo en la espalda que lo dejó parapléjico y le quitó la posibilidad de caminar.
Fuente:

Más Leídas