policiales - Judiciales Judiciales
jueves 16 de febrero de 2017

"Sufro dolores intensos en el pene", sostuvo el médico Gustavo Arzuza acusado de homicidio

Se trata del cirujano imputado de la muerte de dos pacientes. En el primer día de juicio habló de la gangrena que sufrió y de los intensos dolores que padece hasta hoy.

Carlos Gustavo Arzuza (48), el médico cirujano acusado de causar la muerte de dos pacientes, contó ante el tribunal que lo juzga los graves problemas que le causó una infección que sufrió en su pene luego de una cirugía y como consecuencia hasta hoy sufre "dolores intensos".

En el 2013 el médico imputado por homicidio se sometió a una operación de engrosamiento de pene, la cual no había resultado del todo bien.

En el inicio del juicio por la muerte del paciente Roberto Del Barco, el tribunal de la Primera Cámara del Crimen le preguntó a Arzuza si era adicto a algo, a lo que respondió que durante mucho tiempo tomó un derivado de la morfina que se supone que no causa adicción.

A raíz de esto contó que a fines del 2013 sufrió una grave infección en su pene. Su amigo y socio Carlos Gassibe, con quien era dueño de la Clínica Exéllar en calle Pedro Molina al 600, de Capital, era quien a diario le hacía las curaciones.

"Yo vivía en el mismo edificio de la clínica y Gassibe tenía las llaves de mi departamento. Todas las mañanas a las 8 pasaba para revisarme. Un día me encontró encefalopático, es decir que no estaba en mis facultades mentales, y me llevó de inmediato al Lagomaggiore", relató Arzuza.

Continuó: "Ni bien ingresé hice un paro cardíaco y estuve 15 días en coma en terapia intensiva. Después de eso estuve tres meses postrado y luego continué con mucho dolor por lo que tomaba este derivado de la morfina que no sería adictiva".

Según el informe policial, el 8 de diciembre cuando detuvieron al médico en su otra clínica de calle Alem al 300, de Capital, se realizaba un procedimiento en su pene porque nuevamente tenía una severa infección.

"Unos días antes había sufrido un absceso por restos de sutura que habían quedado. Por eso cuando me detuvieron me internaron en el Hospital Central y nuevamente me dieron la misma droga que tomaba", explicó.

Luego, el 3 de enero los médicos le dieron de alta luego de determinar que habían salvado el miembro y descartaron por completo la posibilidad amputarlo. Ese día Arzuza fue trasladado al penal de Boulogne Sur Mer.

Ante el tribunal aseguró que hay días que está normal y otros que tiene intensos dolores en su pene, pero que actualmente ya no tiene infección sino que se medica solo con analgésicos comunes por temor a hacerse adicto dentro de la cárcel.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas