policiales - Mendoza Mendoza
jueves 24 de noviembre de 2016

Son once los detenidos de la banda que secuestró a una joven hija de un empresario de Maipú

La chica es hija de un empresario cervecero mendocino. En aquel entonces se pagó un rescate cercano al millón de pesos. Con los últimos arrestos la banda quedó desbaratada.

Con el arresto en Buenos Aires de Héctor Quinteros y César Ismael Maguna ya son 11 los detenidos por el secuestro de una joven de 27 años en febrero pasado en Mendoza.

La chica es hija de un empresario cervecero mendocino. En aquel entonces se pagó un rescate cercano al millón de pesos. Con estos últimos arrestos la banda está desbaratada. Cuatro de los delincuentes eran policías de Mendoza.

Maguna fue detenido el martes en la localidad bonaerense de Luis Guillón. La detención del sospechoso, fue realizada por personal de la División Antisecuestros de la Policía Federal durante dos allanamientos realizados en ese distrito del partido de Esteban Echeverría.

Los últimos dos apresados en las próximas horas serán traídos al Juzgado Federal 3 de Mendoza, cuyo titular, Marcelo Garnica, y el fiscal Fernando Alcaraz los indagarán sobre el caso que los tiene acusados como integrantes de la banda.

A partir de ese momento se definirá la situación procesal –no se descarta que los imputen de secuestro agravado– y quedarán alojados en el penal en Boulogne Sur Mer, en el pabellón de judiciales.
Sospechados
La sospecha de los investigadores es que al menos seis de los detenidos en el marco de esta causa, entre ellos Maguna, son los mismos que en 2014 y en 2015 cometieron dos secuestros extorsivos cuyas víctimas fueron mujeres y en los cuales se cobraron altas sumas de dinero que se concretaron en dos operativos de pago, al igual que lo que sucedió con la captura de la joven de Mendoza.

Según las fuentes policiales, la detención de Maguna se concretó en un taller mecánico de su propiedad ubicado en la calle Gamarra al 800, de Luis Guillón, donde los efectivos de Antisecuestros hallaron dos teléfonos celulares, una tablet y $3.000.

El caso mendocino
El 23 de febrero pasado Maguna junto con los otros detenidos habría secuestrado a la hija de un empresario de Maipú.

En aquella oportunidad la chica iba por la mañana en su auto por el centro del departamento Las Heras cuando de repente fue interceptada por otro vehí­culo.

Los delincuentes encapuchados y con armas largas la bajaron violentamente de su auto y luego de obligarla a subirse al de ellos, llamaron a la familia y le exigieron un millón de pesos de rescate, de los cuales se pagó una parte; luego se abonó el resto.

Ya por la noche, tras más de 10 horas de permanecer cautiva, la joven fue liberada en un gran estado de shock, pero no habí­a sufrido violencia fí­sica.

Según los pesquisas, en aquella oportunidad los secuestradores cobraron unos $400 mil en un primer pago y luego otros $270 mil y U$S15 mil en efectivo.

El inicio
Días después del hecho, el fiscal federal de Mendoza Fernando Alcaraz pidió la colaboración de la División Antisecuestros de la Policía Federal y logró la detención de cuatro efectivos de la Policía de Mendoza acusados de integrar la banda de secuestradores.

Pero la investigación continuó también en Buenos Aires y el 31 de mayo pasado se detuvo en el conurbano bonaerense a otros cuatro presuntos integrantes de la misma organización, a quienes se les secuestraron armas largas y cortas, municiones, capuchas y radios de comunicación policiales, como también autos de alta gama y dinero en efectivo.

Finalmente, el 11 de noviembre pasado –trascendió ayer– fue apresado en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza otro de los sindicados como integrantes de la banda, llamado Héctor Quinteros.

A este se lo acusó de ser el nexo entre los detenidos en Mendoza y los arrestados en Buenos Aires.

Desarticular el grupo significó una tarea de cinco meses
El fiscal federal de la causa, Fernando Alcaraz, estuvo al frente de la investigación junto con el juez federal de Mendoza Marcelo Garnica.

Ayer en declaraciones a Diario UNO desde Buenos Aires desmintió que los dos últimos detenidos pertenezcan a la fuerza policial.

El procedimiento se inició en junio pasado, cuando aprehendieron a gran parte de la banda de secuestradores de la joven de 27 años. Ahora el círculo se cerró en torno a este caso, que jaqueó a los investigadores.

“Toda la banda, con los últimos arrestos, está desarticulada”, confió Alcaraz.

“La semana pasada –dijo– detuvieron con órdenes de allanamiento del juez Garnica a Héctor Quinteros en Ezeiza. Este, que integraba la banda, tenía pedido de captura desde junio pasado y cayó tras arduas tareas de inteligencia y de seguimientos”.

Alcaraz destacó en todo momento la labor de los efectivos que trabajaron en forma mancomunada para dejar al descubierto la peligrosa banda que operaba en distintos puntos del país.

El funcionario público dijo: “Ellos –por los efectivos– pusieron todo de sí para llegar a fondo con la exitosa investigación”.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas