policiales - San Rafael San Rafael
martes 14 de junio de 2016

Se reanudó el juicio al "Chula" por asesinar a un joven de dos puñaladas

Es acusado de ser el autor del homicidio que le costó la vida a Walter Tato Martínez, quien fue ultimado el 23 de febrero de 2015 en San Rafael.

Este lunes se reanudó el juicio a Adrián Chula Martínez, acusado de ser el autor del homicidio que le costó la vida a Walter Tato Martínez, quien fue ultimado de dos puñaladas el 23 de febrero de 2015 en Deoclesio García al 500 de San Rafael.

Es que el primer debate se interrumpió porque el abogado defensor del Chula, Waldo Torres, recusó al juez Jorge Yapur, miembro de la Segunda Cámara del Crimen, que llevaba adelante el juicio. Es así que la causa pasó a la órbita de la Primera Cámara del Crimen, compuesta por Ariel Hernández, Rodolfo Luque y Julio Bittar.

La primera audiencia comenzó complicada cuando la madre del Chula solicitó que no hubiera público presente, para evitar algún encontronazo con los amigos o familiares del Tato Martínez.

Con una fuerte custodia policial que incluyó a tres policías en el interior de la sala de debate y otros tres en los ingresos, declaró uno de los principales testigos que aportó la fiscalía a cargo de Norberto Jamsech.

Se trata de Jesús Nievas (25), que vive en una de las casas del pasillo en cuyo ingreso cayó el Tato, quien era su amigo.

El testigo dijo haber "visto al Chula cuando escapaba por Deoclesio García hacia Ortiz de Rosas con un cortaplumas en sus manos". Nievas admitió "perseguirlo hasta esa esquina y ver cómo el Chula corría hacia el cruce con Patricias Mendocinas".

También ratificó cuando le leyeron los primeros testimonios en sede policial y en el Juzgado de Instrucción que "le grité por la cagada que se había mandado".

En este escenario Nievas dijo desconocer las causas del ataque y que escuchó los gritos de su sobrina cuando ambos Martínez se estaban peleando.

Al salir de su casa y recorrer el pasillo reconoció que "me encontré con el Tato tirado y ya muerto por las puñaladas".

Lo cierto es que tanto los jueces como la defensa repasaron cada uno de los dichos de Nievas, quien admitió conocer al Chula porque trabajó para el padre limpiando acequias.

Walter Martínez fue ultimado de dos puñaladas el 23 de febrero del año pasado en la vereda de Deoclesio García al 500 en un aparente crimen pasional, ya que éste habría tenido algún contacto con la novia del Chula, quien en Facebook juró venganza.

En la declaración ante el tribunal en la primera audiencia del frustrado juicio, el Chula Martínez dijo que tenía problemas con el Tato y que se sentía amenazado porque le prohibían el paso por el que luego fue el lugar del hecho.

Además, manifestó que el ataque mortal fue como consecuencia de defenderse de varias personas que lo habían atacado por una cuestión de territorio.

El debate continuará el lunes por la tarde y la fiscalía anticipó que "el juicio durará al menos tres días".
Probablemente "la sentencia se conocerá el miércoles de la semana entrante tras la lectura de los alegatos de la fiscalía y la defensa", dijo Norberto Jamsech.
Fuente:

Más Leídas