policiales - Florencia Di Marco Florencia Di Marco
miércoles 10 de mayo de 2017

Se quitó la vida el padrastro de Florencia Di Marco, acusado de violar y asesinarla

Según confirmó el diario La República de San Luis, su cadáver fue hallado en la celda de la cárcel de Pampa de las Salinas donde se encontraba alojado.

Lucas Gómez, el acusado de violar y asesinar a su hijastra Florencia Di Marco (12), se quitó la vida en la tarde de este miércoles. Según confirmó el diario La República de San Luis, su cadáver fue hallado en la celda de la cárcel de Pampa de las Salinas donde se encontraba alojado.

Gómez ya había intentado realizar esta acción cuando fue detenido, aunque luego se calmó y ante la presencia de policías desistió.

Florencia Di Marco, una niña nacida y criada en Junín, fue asesinada y arrojada al arroyo Saladillo (en Pringles), donde su cuerpo fue encontrado. Estaba desaparecida desde el miércoles, luego de que la denuncia del propio Gómez diera cuenta de que la hija de su esposa no estaba en el colegio donde decía haberla dejado.

Gómez estaba en pareja con la mendocina Carina Di Marco, y convivía con ella, con Florencia (hija de una relación anterior de la mujer) y dos pequeños, fruto de la relación entre ambos. En los momentos en que se reportó la desaparición de Florencia, Carina, su madre, se encontraba internada por haberse producido el parto de una bebé, que constituye el tercer hijo en común de la pareja.

La muerte de Gómez se produjo poco tiempo después de que la prueba de ADN confirmara que la menor había sido abusada por su padrastro. La jueza María Virginia Palacios, tras recibir los primeros resultados de los peritajes técnicos realizados al cuerpo de la víctima, ratificó la prisión preventiva y llevó a Gómez al penal de máxima seguridad de Pampa de las Salinas de la Botija.

El caso

Florencia Di Marco tenía 12 años y fue brutalmente violada y asesinada en San Luis, provincia en la que vivía junto con su madre, dos hermanos y su padrastro desde hacía 9 meses, desde que dejaron Junín, Mendoza.

Horas antes de encontrar su cuerpo en una zona inhóspita de El Saladito, Lucas Gómez denunció su desaparición, mientras que su madre daba a luz a su cuarto hijo.

El único señalado en la causa fue justamente el hombre que estaba a cargo y, se presume, había abusado de la menor con anterioridad. Son varias las pruebas que constan en la Justicia e implicaban al imputado, y no descartaban que hubiera complicidad de más personas. Carina Di Marco, la madre de Florencia, quedó procesada como partícipe necesaria del delito de abuso sexual y está presa.

Fuente:

Más Leídas