policiales - Judiciales Judiciales
jueves 23 de junio de 2016

Se presentó la casación y la Corte definirá el futuro del caso Ludmila

El fiscal insistió con la prisión perpetua para la madre de la bebé asesinada a golpes en Lavalle. En el juicio fue absuelta.

Lo que se veía venir desde el 3 de junio pasado se concretó finalmente este jueves. El Ministerio Público interpeló la sentencia del caso Ludmila, la bebé de apenas un mes que murió por los golpes de su padre. Ahora será la Suprema Corte de Justicia la que defina el futuro de la madre de la pequeña, quien resultó absuelta en el juicio.

El titular de la Sexta Fiscalía de Cámara en lo Criminal, Fernando Guzzo, presentó el recurso de casación. Esto implica que la Suprema Corte revisará el fallo y podrá definir distintos finales: mantener la sentencia, ordenar que se realice un nuevo juicio o condenar directamente.

El punto de discusión está con la absolución por el beneficio de la duda que favoreció a Fernanda Vanesa Páez Yacanto (22), la progenitora de Ludmila. En los alegatos del juicio el fiscal había solicitado una pena de prisión perpetua por homicidio agravado por el vínculo en comisión por omisión –pudo evitar el fatal desenlace y no hizo nada-. Hasta su defensora oficial pidió una condena a 13 años de prisión por el delito de abandono de persona. Sin embargo, el tribunal de la Séptima Cámara del Crimen ordenó que recupere su libertad.

En el recurso extraordinario el fiscal Guzzo insistió con la máxima pena que contempla el Código Penal. Palabras más palabras menos, el magistrado consideró que el fallo es arbitrario y pidió a la Corte que condene a Páez sin necesidad de un nuevo juicio ya que las pruebas necesarias fueron ventiladas durante el debate oral y público.

Cuando la medida llegue hasta el tribunal supremo se correrá vista a todas las partes para que realicen sus consideraciones al respecto y procederán a resolver el litigio penal.

Polémica resolución

Ludmila Natasha Villegas murió el 8 de agosto de 2014, cuando recién cumplía un mes de vida, según constataron los médicos del Hospital Sícoli. Los profesionales notaron evidentes signos de maltrato –hemorragia cerebral y fractura de pierna- y notificaron a las autoridades, quienes detuvieron inmediatamente a sus padres Fernanda Páez y Ángel Gabriel Villegas Benavidez (22).

Tras la investigación inicial y la realización del juicio, el tribunal de la Séptima Cámara del Crimen condenó a prisión perpetua al hombre pero absolvió a la mujer. Los magistrados explicaron que la madre era víctima de una situación de violencia de género lo que contribuyó para que no pudiera escapar del encierro y avisar a otras personas que su bebé era golpeada.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas