policiales policiales
jueves 27 de julio de 2017

Se entregó el "Chucky", de 15 años, y van en busca de su cómplice

A Guillermo Martínez (38) lo mataron de un balazo en su casa para robarle dos celulares y un par de zapatillas

En los últimos días, la investigación por el crimen de un hombre en un asalto ha tenido en el centro de la escena a un menor de 15 años, señalado de participar en el hecho de sangre. El adolescente fue detenido, logró escaparse y terminó entregándose. Mientras, los investigadores van por su cómplice.
Guillermo Martínez (38) fue asesinado el pasado 14 de julio en el interior de su propia casa. Hacia poco se había mudado a una propiedad del Algarrobal, Las Heras, y en los primeros días de estadía sufrió un hecho de inseguridad que terminó con su vida.

Dos delincuentes irrumpieron en la propiedad durante la madrugada con fines de robo. El hombre se resistió y recibió un balazo en el pecho que le causó la muerte pocos segundos después.

Los malvivientes se fueron sólo con dos teléfonos celulares y un par de zapatillas. La víctima-un vendedor ambulante- estaba en compañía de su mujer.

El avance investigativo reflejó en el expediente que los sospechosos serían de la zona, cercana al barrio Villa Victoria.

Los testigos fueron declarando y un dato orientó la pesquisa. En el homicidio al parecer estuvo involucrado un menor, alias Chucky, que algunos pudieron reconocer por su particular tono de voz. El señalado tiene 15 años.

Los investigadores trabajaron esta pista y lo arrestaron en su casa el lunes en la mañana mientras dormía. Por su edad quedó en un hogar de la Dirección de niñez, adolescencia y familia (Dinaf), aunque en horas de la noche se escapó.

Durante el martes se mantuvo en la clandestinidad, hasta que ayer se entregó en un OAL (Órgano Administrativo Local) de Las Heras. Nuevamente quedó a disposición de la Dinaf, con contención especial y con una guardia de seguridad reforzada para que no se escape otra vez.

Trascendió que el Chucky cuenta con varios antecedentes y es muy conocido por los policías del Algarrobal. Por su edad es inimputable. Algunas versiones daban cuenta de que tenía 17 años, sin embargo, está confirmado que nació en noviembre del 2001.

En paralelo a la situación de este adolescente, los pesquisas ya tienen el nombre de quien lo habría acompañado en el asalto e irán tras él. En caso de que se trate de otro menor la causa recalará en la Fiscalía de Menores. De ser mayor, seguirá siendo investigado por el fiscal Gustavo Pirrello. El expediente está caratulado como homicidio criminis causa, que es matar para ocultar otro delito.

Fuente:

Más Leídas