policiales - Judiciales Judiciales
viernes 21 de abril de 2017

Robó y violó, cumplió la condena y volvió a cometer un hecho similar

Un hombre fue condenado a 6 años de prisión tras cometer otro asalto de iguales características a uno que protagonizó en 2008, cuando abusó sexualmente de la víctima.

Un asaltante serial fue condenado a prisión en la mañana de este viernes tras cometer un nuevo robo en Godoy Cruz. El hombre tiene cinco antecedentes similares y en uno de ellos había abusado sexualmente de su víctima.

El imputado, de apellido Cáceres, se sentó en el banquillo de acusados de la Tercera Cámara del Crimen en un juicio que comenzó el jueves y finalizó este viernes con una condena a 6 años de prisión bajo la calificación de robo agravado por el uso de arma blanca.

El hecho ocurrió a mediados del año pasado, cuando una mujer salió de trabajar en el Hospital Español y se dirigió a la parada del Metrotranvía ubicada sobre el puente de hierro en calle San Martín de Godoy Cruz.

En ese momento fue abordada por el individuo, quien la amenazó con un arma blanca y le sustrajo sus elementos personales. La víctima describió el cuchillo como "carnicero y con el mango blanco". El ladrón logró huir del lugar en esa ocasión.

Al día siguiente ocurrió la misma rutina. Cuando la mujer llegó hasta la parada vio de nuevo a Cáceres, por lo que notificó a personal policial y lograron reducirlo, según quedó registrado en las cámaras de seguridad del lugar.

Hasta este punto parece ser un hecho más de los que ocurren día a día en distintos puntos de Mendoza. Lo cierto es que al llegar a juicio, las autoridades detectaron que el hombre había sido condenado en 2008 por la Cuarta Cámara del Crimen.

Se trató de un juicio abreviado donde le dictaron una pena unificada de 6 años y 2 meses de prisión por cinco robos –cumplió la condena en 2014-. En dos de esos asaltos también actuó con un cuchillo carnicero de mango blanco y las víctimas fueron mujeres.

Pero la situación empeoró cuando detallaron que en uno de ellos abusó sexualmente a la víctima. Según comentaron fuentes judiciales, el hombre tocó a la mujer en sus partes íntimas, la obligó a que le realice sexo oral y luego intentó accederla carnalmente. Esto último no se concretó ya que la mujer comenzó a gritar y el hombre no tenía elementos para maniatarla, por lo que escapó del lugar.

Durante el desarrollo del juicio de esta semana, el fiscal de Cámara Javier Pascua criticó la benevolencia de la condena anterior, entendiendo que en este último hecho podría haber reincidido con el ataque sexual.

Incluso en su alegato pidió 7 años de prisión para el acusado, una pena mayor a la recibida por los cinco robos y el abuso sexual anterior. El abogado defensor pidió la absolución por su parte. Los magistrados terminaron dándole 6 años de pena.

Fuente:

Más Leídas