policiales - Judiciales Judiciales
lunes 12 de septiembre de 2016

Recuperará su libertad el Chechu al ser absuelto por un homicidio en Tunuyán

La Séptima Cámara del Crimen declaró la absolución por el beneficio de la duda. El asesinato de Valerio Guerra (67) quedó impune.

Casi tres semanas de debate. Cuarenta testigos. Pruebas que en la investigación primaria fueron avaladas en varias instancias judiciales. Nada de esto sirvió para esclarecer el asesinato de Valerio Damián Guerra, un hombre de 67 años que fue baleado en Tunuyán hace dos años. El único imputado en la causa fue absuelto al terminar el juicio oral y público en la mañana de este lunes.

Sergio Chechu Villarroel Forconi, de 24 años, recuperó su libertad luego que el tribunal colegiado de la Séptima Cámara del Crimen dictara la absolución por el beneficio de la duda, tras un debate que se extendió desde el 24 de agosto pasado hasta la jornada de hoy.

Los magistrados coincidieron con la defensa de Villarroel que había reclamado su inocencia durante los alegatos. En esa etapa del debate, ni siquiera el fiscal Fernando Giunta realizó una acusación contra el imputado ya que consideró que las pruebas no eran suficientes. La única parte que pidió una pena de prisión perpetua fue la abogada querellante, aunque los jueces no coincidieron finalmente.

Para esto fueron claves las personas que atestiguaron delante de las partes durante el juicio. Algunas de ellas eran de máxima importancia ya que eran del entorno del acusado y aseguraban haberlo escuchado confesar el hecho. Sin embargo, cuando declararon ante el tribunal cambiaron su versión y negaron lo que dijeron durante la etapa de instrucción.

Otra de las pruebas que comprometía al Chechu era una serie de mensajes de texto que intercambió con una joven de 13 años. Los investigadores sostenían que esta adolescente era su pareja y juntos habían planificado la emboscada para matar y robarle a Guerra. Sin embargo, nunca se pudo determinar si el chip, que pertenecía a una línea telefónica prepaga, era utilizado por la menor al momento del hecho.

Esto fue llamativo ya que esta evidencia fue fundamental para que la causa fuera elevada a juicio por el juez del Valle de Uco Oscar Balmes. Incluso la defensa del Chechu intentó desacreditar la versión pero fue confirmada tanto por la Justicia de Garantías como por la Cámara de Apelaciones en lo Criminal.

Lo cierto es que Villarroel recuperará inmediatamente su libertad tras estar casi dos años tras las rejas acusado por el crimen.

Un disparo

El 28 de agosto de 2014 Valerio Damián Guerra recibió un disparo en la nuca cuando se encontraba dentro de un vehículo en la intersección de Francisco Delgado y ruta 92. Según sostenía la investigación primaria, una adolescente de 13 años le pidió dinero prestado y acordaron en juntarse en ese lugar. Sin embargo, la menor de edad le tendió una emboscada y Guerra fue abordado por el Chechu Villarroel, quien terminó ultimándolo de un disparo.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas