policiales - Luján de Cuyo Luján de Cuyo
lunes 07 de agosto de 2017

Quedará detenido el taxista acusado de asesinar a un presunto ladrón

Si bien todo parece indicar que actuó en legítima defensa, el conductor ocultó información en una denuncia que realizó y escapó del lugar del hecho.

En menos de 12 horas las autoridades lograron esclarecer un asesinato ocurrido en Luján de Cuyo este lunes. Los investigadores ahora definirán si el taxista acusado de cometer el hecho actuó en legítima defensa. De todas formas, irá a prisión en las próximas horas.

El hecho de sangre tuvo como víctima fatal a Federico Cáceres, un joven de 25 años cuyo cuerpo fue hallado sin vida y con un disparo en el abdomen en el barrio Alto Luján, cerca de las 8 de la jornada.

La investigación avanzó en forma inmediata gracias a que los pesquisas policiales encontraron un taxi abandonado a pocas cuadras del lugar. Si bien sospecharon en un principio que el muerto era el conductor del auto, esta versión se descartó y justamente el hombre pasó de víctima fatal a ser el principal sospechoso.

El taxista -se reserva su identidad por cuestiones de seguridad- había realizado una denuncia de intento de asalto horas antes dela hallazgo del cadáver. Los policías fueron a buscarlo hasta su casa en Guaymallén, realizaron un allanamiento y lograron detenerlo.

También secuestraron un arma de fuego que sería la homicida, aunque restarán los peritajes de balística para confirmar este último punto.

En líneas generales, el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello cree que Cáceres, quien tiene un frondoso prontuario y pasado por la cárcel, intentó asaltar al taxista. Este último tomó su pistola y lo baleó. El presunto delincuente escapó corriendo pero cayó rendido a los pocos metros.

Caminos por recorrer

Según trascendió, en las próximas horas el sospechoso del hecho será imputado por homicidio agravado por el uso de arma de fuego y quedará privado de su libertad mientras avanza la investigación.

El fiscal Pirrello tendrá tres opciones en el expediente: seguir bajo la misma calificación, cambiarla a legítima defensa o exceso de esto último. En esos dos casos, el acusado podrá recuperar su libertad.

Es que si bien a prima facie todo indica que el taxista se defendió de un asalto -incluso tenía la documentación correspondiente para tener su arma-, su accionar tras el hecho es el que en estos momentos lo dejará tras las rejas.

En detalle, en la denuncia que realizó el hombre nunca manifestó haberse enfrentado con los ladrones y mucho menos haberle disparado a alguno de ellos. Además se escapó del lugar y las autoridades lo capturaron gracias a un allanamiento. "Si hubiera llamado a la Policía apenas ocurrió el hecho hoy su situación sería distinta", esbozó una fuente judicial.

De todas formas, cuando las dudas se disipen gracias a las distintas pruebas científicas y testimoniales lo más probable es que recupere su libertad.

Fuente:

Más Leídas