policiales - Buenos Aires Buenos Aires
martes 22 de noviembre de 2016

Procesaron a policías de una comisaría porteña por encubrir prostíbulos y cobrar coimas

El jefe, el sub jefe y otros tres policías de la comisaría 51 de la PolicÍa Federal de Buenos Aires fueron procesados con prisión preventiva.

El jefe, el sub jefe y otros tres policías de la comisaría 51 de la PolicÍa Federal de Buenos Aires fueron procesados con prisión preventiva acusados de conformar una asociación ilícita para encubrir a un prostíbulo y para cobrar a restaurantes y negocios de la zona a cambio de protección, informaron fuentes judiciales.


La decisión fue del juez de instrucción en lo criminal Alberto Baños y recayó sobre el comisario Héctor Palacio, el subcomisario Leonardo Avallay, el cabo Alfredo Gonzalo Orbe Carmona, el ayudante Gabriel Damián Nieves y el escribiente Pedro Cataldo.

En la misma resolución también fueron procesados con prisión preventiva el dueño de "Pampita", Antonio Chiaradía, y el encargado del local, José Daguerre, y tanto ellos como los policías sufrieron embargos de hasta un millón de pesos.

"El cúmulo de evidencias no resiste el menor análisis, se ha desmoronado el negocio espurio montado, ha salido a la luz 'Pampita', la venta de vigilancia, el hacer todo lo que no se debe y más, para que el 'negocio' siga funcionando", sostuvo Baños en su resolución.

"Pampita" es el prostíbulo que, según creen los investigadores, pagaba a la policías para que lo dejen funcionar en una exclusiva zona de Belgrano, y "todo delante de policías de parada", advirtió el magistrado.

Remarcó que ante la Justicia y una vez detenidos "aquellos funcionarios probos y eficientes" dijeron que no les constaba que ello ocurría.

Los policías "pretendieron colocarse en situación de funcionarios probos y eficientes, cuando el plexo
probatorio indica lo contrario", concluyó el juez.

Los acusados quedaron procesados por integrar una "asociación ilícita" y por otros delitos como "falsedad ideológica, encubrimiento agravado, incumplimiento de los deberes de funcionario público y extorsión".

"Las pruebas colectadas, el resultado de los registros domiciliarios, lo que surge de las escuchas telefónicas y aún, de sus propios dichos cuando la espontaneidad de la pregunta y respuesta traiciona el subconsciente, son de una contundencia tal que exime de más comentarios", agregó el juez.

Los policías fueron detenidos el 4 de noviembre pasado mientras se hallaban en funciones en la seccional policial ubicada en Artilleros 2081, a pocas cuadras de la cancha de River Plate.

Todos ellos fueron acusados de brindar protección al prostíbulo "Pampita", ubicado en La Pampa 687, en el barrio porteño de Belgrano, zona de jurisdicción de la comisaría.

Además en la investigación que llevó adelante el fiscal José María Campagnoli, a los policías se les imputó cobrar una suma fija a comerciantes de la zona, restaurantes y negocios, a cambio de "brindar protección y vigilancia exclusiva".

Según las denuncias y la investigación del fiscal, aquellos que se negaban a pagar habrían sido víctimas de robos.

Los cinco policías ya fueron pasados a disponibilidad por decisión del Ministerio de Seguridad porteño, ya que se trata de efectivos de la Policía Federal transferida a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas