policiales - San Carlos San Carlos
domingo 09 de julio de 2017

Procesaron al médico acusado por la muerte de su esposa

La Justicia reafirmó las sospechas contra Juan Muñoz (72), el legista jubilado imputado por femicidio. El hombre estuvo en la cárcel, pero ya volvió a la prisión domiciliaria. El hecho fue en abril en San Carlos

Más de dos meses han pasado de la muerte de María del Carmen Solís (52), docente que apareció ahorcada en su casa de San Carlos. El caso tiene imputado por femicidio a su esposo, el médico legista Juan Muñoz (72). La investigación se presenta compleja y en los últimos días ha tenido idas y vueltas, aunque la situación del hombre se complica, ya que fue procesado por la Justicia.

El 23 de abril pasado el Valle de Uco vivía un domingo conmocionante. María del Carmen –profesora de Lengua y Literatura querida por muchos en la zona– fue encontrada ahorcada con una soga en su vivienda de Eugenio Bustos. Su pareja, Muñoz, galeno jubilado con importante trayectoria en el Cuerpo Médico Forense, fue quien llamó a la policía para contar lo que le había sucedido. Con todo el despliegue policial en el domicilio, los familiares de la víctima llegaron y ante lo ocurrido empezaron a orientar las sospechas hacia la pareja.

Apenas unos minutos después, la abogada Lorena Martín tomó la representación de la familia Solís y ante el juez Oscar Balmes presentó de manera formal las sospechas. El magistrado empezó a reunir elementos y testimonios, y decidió detener al médico. Vecinos del matrimonio aseguraban que María del Carmen sufría violencia de género. Contaron que en más de una oportunidad la vieron lesionada y se escuchaban gritos en la vivienda.

maria del carmen solis.jpg
Víctima. María del Carmen Solís. <br>
Víctima. María del Carmen Solís.


Muñoz estuvo detenido y en los primeros días se investigó una presunta instigación al suicidio. El acusado, por su edad y algunos problemas de salud, accedió a la beneficio de la prisión domiciliaria; mientras la hipótesis del suicidio se caía. A partir de esto, nuevas posibilidades se analizaron.

Una de ellas fue un asesinato mediante hipnosis –técnica que el médico sabía desarrollar–, aunque rápidamente esto se descartó ante lo difícil que sería poder probarlo. Finalmente, el juez Balmes imputó al sospechoso por homicidio agravado por el vínculo y por femicidio.

El magistrado basó la acusación en varias pruebas. Por un lado, la autopsia y los informes de Policía Científica en la escena no avalan la posibilidad del suicidio. Además, otros elementos descartaron la coartada del galeno jubilado.

El hombre declaró que en el momento en que su mujer murió él estaba en una finca en Chilecito. Sin embargo, el Cuerpo Médico Forense detalló que la docente falleció por ahorcamiento entre las 8 y las 10, cuando Muñoz habría salido de su casa alrededor de las 10.15.

profesora.jpg
La profesora. María del Carmen Solís era conocida y muy querida en San Carlos.
La profesora. María del Carmen Solís era conocida y muy querida en San Carlos.


En cuanto a la situación de violencia de género, en la vivienda los pesquisas encontraron un cuaderno de María del Carmen en donde dejó plasmados los maltratos que recibía y hasta los pedidos de auxilio. Ella nunca lo denunció en la policía.

En este contexto, el acusado llegó a una audiencia clave en la que fue procesado por el caso.

Pasó algunos días en el penal tras perder la domiciliaria y el viernes en el Juzgado Correccional de Tunuyán, el juez Balmes definió su procesamiento, ratificando que hay elementos en su contra. Los abogados defensores marcan que no hay pruebas concretas para que esté bajo sospecha, por lo que podrían apelar la decisión tomada recientemente.

Pasó una semana en la penitenciaría
El 28 de junio pasado el médico imputado fue trasladado a la penitenciaría luego de perder el beneficio del arresto domiciliario.

El acusado llegó a esa situación tras una denuncia del hermano de la víctima, quien aseguró que días antes fue visto en el Banco Nación de San Carlos, violando lo dispuesto por el juez. Todo se inició por los dichos de una mujer que le comentó la situación al hermano de María del Carmen.

Al recibir la presentación se inició una investigación y los pesquisas decidieron que Muñoz pasara a la cárcel. La filmación de las cámaras de seguridad del banco mostraban a un hombre de características muy similares al sospechoso.

La defensa del médico se opuso a lo resuelto y presentó ante la Justicia a un hombre que aseguró ser él quien estuvo en la entidad bancaria. Lo concreto es que Muñoz estuvo casi una semana en el penal, hasta que le otorgaron nuevamente la prisión domiciliaria en la casa de un hijo y con una pulsera electrónica para ser controlado.
Fuente:

Más Leídas