policiales - Maipú Maipú
viernes 12 de agosto de 2016

Prisión perpetua para el acusado del crimen de un matrimonio en Maipú

Alfredo Osorio fue condenado por los asesinatos de Antonio Ortega y Paulina Bronzini en 2014. La pareja salió a dar un paseo, fueron asaltados y arrojados a un piletón.

Luego de algunas postergaciones –el fallo debía conocerse el martes– ayer se dictó sentencia para una pareja que estuvo involucrada en el crimen de un matrimonio en Maipú ocurrido hace dos años. Por el hecho un hombre fue condenado a cadena perpetua y una mujer a cuatro años de prisión por el robo que sufrieron Antonio Ortega y Paulina Bronzini, quienes fueron arrojados a un piletón luego de ser asaltados.

Alfredo Osorio (22) y Carolina Olmos (25), dos cartoneros, debieron sentarse en el banquillo de los acusados de la Séptima Cámara del Crimen. Durante la instrucción del caso ambos fueron imputados por homicidio criminis causa (matar para ocultar otro delito) en concurso real con robo agravado, sin embargo durante el juicio la calificación para la mujer cambió a robo agravado en despoblado.

La modificación se debió a que los investigadores pudieron comprobar que Olmos participó en el robo pero no en el asesinato de estos abuelitos.

En la etapa de alegatos la fiscal de cámara Daniela Chaler pidió la pena más dura para Osorio (el delito criminis causa tiene como pena única prisión perpetua), y para Olmos la absolución por los homicidios, pero cinco años de prisión por robo.

La querella coincidió con la representante del Ministerio Público, aunque solicitó ocho años para la mujer.

Los defensores oficiales plantearon que al acusado se lo condenara a diez años por homicidio en ocasión de robo y a Olmos la absolución o un año en suspenso por robo simple.

Finalmente, los jueces Belén Salido, Agustín Chacón y Graciela Urciolo condenaron a Alfredo Osorio a prisión perpetua y a Carolina Olmos a cuatro años de reclusión.

Paseo y un triste final
Los cadáveres de Antonio Ortega y de su esposa, Paulina Bronzini, los dos de 76 años, fueron hallados por la policía en la tarde del 17 de agosto del 2014 en el piletón de una planta potabilizadora de Cruz de Piedra, en Maipú. Los abuelos murieron por asfixia por inmersión. Posiblemente fueron golpeados cuando les robaban y luego los arrojaron al agua.

Las víctimas habían salido en la mañana a dar un paseo en su auto y llegaron hasta un camping ubicado en la lateral este de la ruta 40. En esa zona fueron interceptados por los acusados, que se transportaban en una carretela. A partir de allí el matrimonio se vio obligado a conducir en la dirección que le indicaban los ladrones.

El vehículo en el que andaban, un Citroën C3, fue encontrado luego en el Bajo Luján y le faltaban las cuatro cubiertas y el auxilio. También estaba quemado, lo que se hizo para que no quedaran huellas de los autores del asalto.

Un par de días después, tras algunos allanamientos en el Bajo, tres personas fueron arrestadas como sospechosas: una pareja y un joven, que por entonces tenía 17 años. Este último con el transcurrir de la pesquisa fue desvinculado del hecho, mientras que Alfredo Osorio y Carolina Olmos quedaron detenidos.

El fiscal especial que lideró el expediente, Santiago Garay, los imputó por homicidio criminis causa y elevó la causa a juicio.

El hallazgo de las pertenencias de la víctimas en poder de los acusados y la declaración de la propia Olmos comprometieron su situación.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas