policiales - abuso sexual abuso sexual
jueves 10 de agosto de 2017

Preventiva para acusadas de entregar a una menor a un manosanta que la abusaba

Las mujeres son madre y prima de la víctima, que tiene 14 años. La Justicia de Garantías confirmó la investigación que se inició en Lavalle en diciembre pasado.

La Justicia confirmó que seguirán tras las rejas dos mujeres acusadas de entregar a una menor, hija de una de ellas, a un falso curandero para que la abusara sexualmente. Los hechos ocurrieron en reiteradas ocasiones en el departamento de Lavalle.

El miércoles se realizó una audiencia en el Quinto Juzgado de Garantías con las dos mujeres -se reservan sus identidades para no develar la de la víctima- que fueron detenidas en junio pasado. El juez Marcos Pereira confirmó la medida de coerción contra las sospechosas.

Una de ellas es la madre de la víctima, quien está imputada por tres hechos de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el vínculo. Si bien la defensora oficial Silvina González intentó que le otorgara una prisión domiciliaria ya que tiene tres hijos, la propia mujer admitió que tiene una prohibición de acercamiento con ellos y la medida no prosperó.

La otra acusada es la prima de la víctima y esposa del presunto abusador. Tiene la misma calificación penal pero sin el agravante del vínculo. En su caso, su abogado particular pidió que sea alojada en su domicilio ya que tiene la guarda de una hija discapacitada. Este punto será analizado por el juez Pereira, aunque por el momento estará en la prisión.

Misma situación ocurre con el supuesto manosanta, de apellido Gómez Ruiz, quien fue detenido en mayo pasado y ya pesa sobre él la prisión preventiva. El hombre está imputado con la misma calificación que su pareja, aunque en calidad de autor material -la mujer como partícipe-.

Aberrante

La investigación se inició en la Oficina Fiscal 7 de Lavalle a mediados de diciembre pasado. La víctima tiene 14 años y confesó los hechos a los cuales era sometida cuando sus hermanos intentaron aconsejarla sobre sus primeras relaciones sexuales.

La pesquisa sostiene que la madre de la adolescente decía que había que exorcizarla y la llevaba a un supuesto manosanta, esposo de su sobrina -prima de la víctima-. En lugar de llevar adelante los ritos curanderos, el hombre la habría manoseado en reiteradas ocasiones. La víctima detalló que también hubo acceso carnal, aunque esto no quedó probado con el informe médico -las heridas pueden haber cicatrizado-.

La causa avanzó a paso firme y el principal sospechoso fue detenido a mediados de mayo. Un mes después, cayeron las mujeres que serían sus cómplices. Fuentes judiciales confirmaron que las pruebas recabadas hasta el momento son más que suficientes para que estén bajo prisión preventiva.

Fuente:

Más Leídas