policiales policiales
miércoles 30 de noviembre de 2016

Postergaron el juicio para el hombre que quemó a un perrito

Ricardo Monzó está imputado por haber matado a Fueguito, un animal que merodeaba pidiendo comida. El hecho fue en Guaymallén y tuvo trascendencia nacional

Finalmente el juicio por maltrato animal contra el ingeniero Ricardo Monzó, acusado de incinerar a un perrito callejero llamado Fueguito, luego de arrojarle combustible, terminará en un juicio abreviado. El debate, que estaba previsto para hoy en el Juzgado Correccional 1 de Orlando Vargas, todavía no tiene fecha.

El hecho de que sea abreviado no significa que no vaya a ser condenado por violar la Ley Sarmiento, que condena todo tipo de ataque a animales con penas no superiores a un año como máximo.
No se descarta de fuentes tribunalicias que además de la condena Monzó deberá pagar una multa a la protectora de animales.

Este grave suceso tuvo repercusión en todos los medios nacionales por la crueldad utilizada contra el indefenso animal.

El caso
La siesta era tranquila ese 29 de octubre del 2015 cuando de repente el vecindario del distrito San Francisco de Guaymallén escucharon aullidos estremecedores de dolor de un perrito callejero que siempre rondaba la zona en busca de alimento. Todos solían dárselo sin problema alguno porque no era un perro molesto.

Excepto el imputado, quien vive con su mujer en la calle Azcuénaga, quien primero lo tomó de los pelos, lo subió a una escalera que da a su departamento y allí lo roció totalmente con gasoil.

En una actitud que no tiene calificativo posible, lo prendió fuego.

El perrito corría por los grandes dolores de un lado a otro sin tregua y muchos vecinos ganaron al calle para brindarle ayuda.

Lo primero que hicieron fueron hasta una veterinaria del vecindario, pero Fueguito, como lo bautizaron, llegó in extremis, ya que las quemaduras habían alcanzado el 80% de su cuerpo.

Los dos veterinarios hicieron lo imposible y durante algunas horas vivió, pero con pocas esperanzas de supervivencia. Finalmente a la tarde dejó de existir en medio de grandes dolores.

Se desató el pandemónium
Apenas la gente que se había agolpado en la veterinaria para saber sobre su estado tomaron conocimiento de que el perrito murió en medio de grandes sufrimientos, se desató una furia generalizada.

De todas las casas comenzaron a salir personas munidas de aerosoles, tomates y cuanto objeto pudieran encontrar y fueron hasta la casa del autor de una barbarie semejante y comenzaron primero con insultos de un gran calibre. Luego pasaron as la acción. No obstante estar presente la policía convocada ante tamaño disturbio que cortó totalmente la calle, todos hicieron caso omiso. Rompieron el cordón policial y dieron rienda suelta a su furia. Primero comenzaron a pintar toda la casa con aerosoles y también parte de la calle donde escribieron "aquí vive un asesino".

Del grupo de más de 100 personas que no paraban de atacar la vivienda e insultar se le unieron varios turistas que ocasionalmente pasaban por el lugar y al enterarse lo que había sucedido adhirieron con toda su fuerza a la manifestación autoconvocada por la muerte del perrito. Una señora, llorando desconsoladamente dijo en aquél entonces a UNO: "No se puede creer que una persona instruida haya llegado a este extremo. Me gustaría que a él o a alguien de su familia le hicieran lo mismo para ver que se siente. Si me pide que lo califique le diré simplemente que es una "Bestia" con mayúscula".

Al lugar, frente al cariz que tomaron los disturbios concurrió el fiscal de Guaymallén, Tomás Guevara, quien imputó a Monzó "por tortura y matanza perversa de animales. Luego elevó la causa a juicio.

En las redes sociales
Tras el asesinato, vecinos de la zona dieron a conocer el caso a través de las redes sociales. Además, se autoconvocaron y realizaron varios piquetes frente a la vivienda de Manson. Por su parte, diversas asociaciones que trabajan en defensa de los animales realizaron varias marchas frente la casa del hombre. También, en el sitio Change.org se juntaron más de 95 mil firmas para pedir su detención.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas