policiales policiales
miércoles 10 de agosto de 2016

Por el crimen de su novia, procesaron a un condenado con beneficios y a sus padres

El matrimonio permanecerá con arresto domiciliario, mientras el estudiante de abogacía seguirá alojado en el Penal de Varones de Santiago del Estero.

Un estudiante universitario que cumple una condena de 18 años de prisión por un doble asesinato de mujeres en 2004 fue procesado junto con sus padres por el homicidio de su novia, que murió quemada en septiembre del año pasado, en Santiago del Estero.

Se trata de Carlos Federico Guardo (32), procesado por "homicidio calificado", y sus padres, Carlos Guardo (70) y Mercedes Had (68), acusados de ser partícipes necesarios del crimen de María Eugenia Anríquez (34), quien sufrió quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo, en un céntrico departamento de la capital santiagueña, el 8 de septiembre de 2015.

El matrimonio permanecerá con arresto domiciliario, mientras el estudiante de abogacía seguirá alojado en el Penal de Varones de Santiago del Estero.

Aquí es donde purga una condena por doble asesinato, cometido en circunstancias muy similares a las de Anríquez.

Durante la instrucción judicial, el padre del acusado aseguró que la muerte de Anríquez fue accidental.
No obstante, un informe del jefe de médicos forenses de los Tribunales de Santiago del Estero, Julio Roldán, precisó que la víctima presentaba "graves quemaduras en el cuello del útero, causadas con un elemento candente similar a un hierro, provocando un sufrimiento en vida a la víctima".

Las mismas fuentes no descartan que el juez Jorge Tarchini proceda también a imputar a los médicos y efectivos policiales por el delito de "encubrimiento y violación de los deberes de funcionario público", debido a que informaron tardíamente el episodio e indicaron que la víctima "falleció en un accidente al manipular un líquido combustible".

El episodio ocurrió en un departamento de calle Libertad al 200, en pleno centro, cuando el estudiante de derecho gozaba de salidas transitorias.
Fuente:

Más Leídas