policiales - violencia de género violencia de género
miércoles 15 de febrero de 2017

Pidieron mantener presos a los acusados del Instituto Próvolo debido que "recibirán una condena"

La querella y la fiscalía solicitaron la continuidad de la prisión preventiva para los 5 acusados de abusar sexualmente de alumnos sordomudos internados en el establecimiento.

Los cinco acusados por abusar sexualmente de niños sordomudos, alumnos del Instituto Próvolo, enfrentan una audiencia donde se resolverá si continúan con prisión preventiva. Una vez más la mirada estuvo en Nicolás Corradi, quien llegó en silla de ruedas, pero salió caminando.

En la audiencia, presidida por la jueza Alejandra Alonso, la querella y la fiscalía solicitaron que se continúe con la prisión preventiva para Nicolás Corradi (82), Horacio Corbacho (55), y para los empleados José Luis Ojeda (41), Jorge Bordón (50), quien hacía de monaguillo y trabajaba como administrativo, y para el jardinero Armando Gómez (46).

El querellante Sergio Salinas indicó que el pedido de la continuidad de su detención es "por el tipo de delito que se les acusa y por la prueba en contra de ellos. Como hay seguridad de que van a ser condenados, entonces no tiene sentido que estén en libertad cuando hay seguridad de condena".

Agregó que todavía hay mucha prueba pendiente y es mejor si en ese proceso los acusados de abusar sexualmente permanecen presos "para no entorpecer la acción de la Justicia ni para que se escapen. Nada que perjudique por ejemplo los testimonios" que puedan sumarse.

Sobre esto Salinas sostuvo: "Desde que ellos quedaron detenidos, cada vez se presentaron más personas a declarar como víctimas. Dejar de lado esa posibilidad es tirar por la borda el juicio".

En cuanto a Nicolás Corradi, el cura de 82 años, quien tiene prisión domiciliaria debido a un rápido deterioro en su salud cuando estuvo preso en Boulogne Sur Mer en el pabellón de abusadores sexuales y violencia de género, ahora se pidió una nueva revisión de su estado de salud.

Esto surgió debido a que Corradi ingresó a la audiencia en silla de ruedas, pero en el cuarto intermedio solicitó ir al baño y fue caminando. "Lo vimos caminar correctamente y pedimos que se revise su situación de salud. Si tiene que estar en domiciliara que se mantenga, sino que vuelva al penal como lo demás", expresó el querellante Sergio Salinas.

Fuente:

Más Leídas