policiales policiales
domingo 27 de noviembre de 2016

Pidieron la prisión preventiva para el físicoculturista acusado de secuestrar y violar a una mujer en La Plata

El fiscal platense Marcelo Martini pidió el procesamiento con prisión preventiva para Néstor Hermindo Monzón, el físicoculturista detenido hace dos semanas

El fiscal platense Marcelo Martini pidió el procesamiento con prisión preventiva para Néstor Hermindo Monzón, el físicoculturista detenido hace dos semanas acusado de secuestrar, drogar y violar a una mujer de 45 años en su PH de la capital bonaerense.

El propio Martini informó hoy a Télam que el requerimiento lo presentó ante el juez de Garantías 4 del Departamento Judicial La Plata, Juan Pablo Massi, quien deberá expedirse sobre la cuestión en los próximos días.

El físicoculturista está imputado de "abuso sexual con acceso carnal reiterado y doblemente agravado y privación ilegítima de la libertad", y en caso de que el magistrado le dicte la prisión preventiva será trasladado a una unidad carcelaria del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).
Por su parte, la víctima, continuaba hoy con reposo absoluto por prescripción médica, en su casa de la zona norte de La Plata, hasta donde el miércoles pasado el fiscal Martini se trasladó para tomarle declaración.

En esa oportunidad, la mujer señaló al detenido Monzón como el autor de los abusos y vejámenes sufridos, lo identificó por fotos y ratificó sus dichos ante la Policía cuando denunció los ataques del acusado.

Sin embargo, como el estado de salud de la víctima era delicado se espera que en los próximas días, cuando mejore, sea citada a ampliar su declaración y contestar más preguntas del fiscal.

De hecho, cuando Martini se retiró del domicilio de la mujer tras tomarle declaración contó que la denunciante estaba "muy deprimida" por todo lo que había sufrido y que recibía tratamiento médico ambulatorio.

En tanto, el fiscal tiene previsto para esta semana recibir la declaración testimonial de dos de los cinco hijos de la mujer, que al momento del hecho trabajaba en una maderera.

De acuerdo a la denuncia, la víctima buscaba un trabajo adicional cuando un hombre apodado "Gurí" la contactó el 29 de octubre pasado en la Plaza Italia del centro platense y le dijo que conocía a alguien que podía ayudarla.

En ese sentido, "Gurí" le comentó que sabía de un hombre (por Monzón) que ofrecía un trabajo administrativo con un sueldo de entre 10.000 y 13.000 pesos por mes y le indicó que se dirigiera con él hasta la vivienda del físicoculturista, un PH situado en calle 36, entre 13 y 14, de La Plata.

Siempre de acuerdo a la acusación, "Gurí" y la mujer fueron hasta ese domicilio, adonde el primero llevó unas bebidas alcohólicas y se fue, aunque la víctima no pudo abandonar el lugar.

La mujer denunció que el ahora acusado la golpeó, la obligó a tomar ron y la violó impidiéndole toda vía de escape hasta la tarde del 3 de octubre, cuando la echó a patadas del PH diciéndole que lo seguía la Policía.

Herida, la mujer pidió ayuda en un kiosco de 15 y 34, luego pasó 11 días internada en el Hospital San Martín de la capital bonaerense y fue operada de gravísimas lesiones.

Una serie de imágenes de la cámara de seguridad de dicho comercio mostraron como la mujer entró al lugar mareada, con dificultades para mantenerse en pie y visiblemente afectada.

Tras ser dada de alta, la mujer denunció lo ocurrido ante la Policía que allanó el domicilio de Monzón, donde secuestró gran cantidad de prendas de vestir con sangre, al igual que un colchón ensangrentado, y pertenencias de ella como un par de borceguíes a los que el imputado les había colocado un cartel que decía "Trofeo de Guerra".

Por su parte, el abogado de la víctima, Leandro Sberna, dijo que no descarta que haya más imputaciones además de la de Monzón, quien era conocido en La Plata ya que se había desempeñado como profesor de boxeo y karate en varios gimnasios de esa ciudad y como personal de seguridad en boliches bailables.

Además, luego de ser detenido por este hecho se conoció que la ex mujer del físicoculturista lo había denunciado por presuntos abusos y golpizas durante los años que convivieron en pareja.

El caso de Monzón es muy similar al ocurrido también en La Plata en 2013, cuando el disc jockey Jorge Cristian Martínez Poch drogó y violó a su novia, Vanesa Rialo, a quien mantuvo varios días cautiva en su casa, donde permitió que al menos otro hombre la abusara.

Durante la pesquisa, se estableció además que Martínez Poch había corrompido y abusado de sus dos hijas cuando eran niñas, y por ambos hechos, el 31 de agosto último fue condenado a 37 años de prisión.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas