policiales - Lavalle Lavalle
viernes 20 de mayo de 2016

Piden perpetua para la pareja acusada de matar a su beba de un mes

En los alegatos el fiscal de cámara pidió la pena más severa para los sospechosos de asesinar a golpes a su hija recién nacida. El hecho ocurrió en Lavalle en 2014.

Uno de los casos más conmocionantes de maltrato infantil de los últimos años en Mendoza está a un paso de esclarecerse, luego de que este jueves se pidiera cadena perpetua para una pareja acusada de asesinar a su hija recién nacida y de maltratar a otro menor, hijo de la mujer. Los hechos ocurrieron en Lavalle.

Gabriel Villegas (22) y Fernanda Páez (21) se sentaron el pasado lunes en el banquillo de los acusados de la Sexta Cámara del Crimen, como sospechosos de la muerte de su hija Ludmila, de tan sólo un mes. Los tres y otro nene vivían en una propiedad en El Vergel, en Lavalle.

El 7 de agosto del 2014 Páez y Villegas llevaron a la beba al hospital Sícoli, de Lavalle. Poco pudieron hacer los médicos para que sobreviviera, y notaron ciertos indicios que despertaron la alarma por un caso de maltrato infantil. Además del traumatismo en el cráneo que tenía la recién nacida –esa herida le causó la muerte-, presentaba otras lesiones óseas en la pierna y hematomas en el resto del cuerpo. Finalmente falleció.

A partir de esto se inició una investigación que terminó en la detención de ambos progenitores y su posterior imputación. Los pesquisas sostienen que el hombre es quien golpeaba a la pequeña –tiene un perfil psicológico violento– y que la madre estaba al tanto de los hechos pero no hizo nada para evitarlo.

El fiscal Fernando Giunta los imputó por homicidio agravado por el vínculo en concurso real con homicidio agravado por alevosía y los envió a prisión.

A raíz de este hecho salió a la luz otra acusación para esta pareja, por presuntos maltratos en perjuicio del hijo de ella en 2013. La víctima en ese momento tenía 4 meses de vida. El pequeño había sido internado en el hospital Notti con una quebradura en un brazo y quemaduras de cigarrillo en su cuerpo. Por esto fueron imputados por lesiones graves dolosas calificadas por el vínculo.

Por estas dos acusaciones el fiscal de cámara Fernando Guzzo solicitó cadena perpetua para ambos durante los alegatos de ayer.

La defensa de Gabriel Villegas pidió la absolución del hombre, mientras que la representante de Fernanda Páez expresó que a la mujer se la debe condenar por abandono de persona, con una pena de 13 años.

El veredicto será el 31 de mayo.
Fuente:

Más Leídas