policiales policiales
viernes 15 de abril de 2016

Pesadilla de unas abuelas asaltadas en un geriátrico

Tres hombres irrumpieron en un hogar de Guaymallén y amenazaron a las mujeres y a los cuidadores. Se llevaron varios elementos y dinero en efectivo. Escaparon en un auto que los esperaba en la calle

En total situación de vulnerabilidad se encontró un grupo de abuelas que fueron asaltadas en el geriátrico en el que viven. Ladrones armados entraron con violencia y tras reducir a los empleados se fueron con varios elementos y dinero. Ocurrió en el barrio Santa Ana, en Guaymallén.

El miércoles alrededor de las 21.45, las señoras mayores –tienen todas entre 75 y 85 años– pasaban una noche más en el hogar Apapachar, ubicado en Marie Curie y Corrientes de Villa Nueva, Guaymallén. Miraban televisión y esperaban la cena, cuando repentinamente se vieron envueltas en una pesadilla.

Tres ladrones habían entrado a la propiedad con armas de fuego y dispuestos a llevarse todo lo que pudieran.

Estos malvivientes, jóvenes según los describieron las víctimas, aprovecharon que el encargado estaba ingresando al hogar para instalar una cama y en ese momento entraron.

Inmediatamente redujeron a los trabajadores. Al encargado, Miguel Ángel Nievas (39), lo golpearon con las armas, sobre todo en la cabeza.

"A mí me apuntaron con una pistola y me obligaron a tirarme al piso. Después de eso empezaron a revolver todo", aseguró Natalia, una joven que se encontraba al cuidado de las pacientes.

"La abuelitas sólo miraban. Algunas entendían lo que pasaba y otras no, pero se quedaron todas quietitas", agregó.

Los ladrones, siempre a cara descubierta, pudieron reunir como botín un televisor, un equipo de música, un par de teléfonos celulares y $10.000. "A mí me sacaron $1.000 que tenía en la billetera", dijo Natalia.
Finalmente los sujetos se fueron del geriátrico y, según relató una vecina, alguien los esperaba en un auto en el que partieron con rumbo desconocido.

"Las señoras quedaron un poco shockeadas, pero por suerte a nadie le pasó nada grave, más allá del susto", aseguró la cuidadora.

Luego del asalto familiares de las mujeres llegaron rápidamente para saber cómo estaban sus seres queridos, pero al verlas bien lograron calmarse.

Quien se llevó la peor parte fue el encargado, quien sufrió varios golpes por parte de los delincuentes que lo atacaron con las armas de fuego.

Varios vecinos comentaron que la zona en el último tiempo se ha puesto insegura, aunque el geriátrico no había sufrido otros asaltos.

La Oficina Fiscal 9 de la Comisaría 9ª es la que interviene en el caso para tratar de dar con los autores del delito, algo que hasta anoche no se había concretado.

Las víctimas declararon en la fiscalía y se espera la grabación de las cámaras de seguridad para saber si pudieron captar algo de estos hombres o del auto en el que huyeron.
Fuente:

Más Leídas