Pasó a Delitos Complejos la megacausa que investiga la relación de policías con el robo y desarme de vehículos

El fiscal Santiago Garay liderará el expediente que se inició en San Martín. Detalles sobre el caso y conexiones con robos en otras provincias.

En los últimos días presentó importantes avances la megacausa que investiga el robo y desguace de vehículos en el Este provincial, expediente que pone en la lupa el accionar de miembros de las fuerzas policiales y tiene como principales sospechosos a dos familias oriundas de San Martín.

Desde 2012 que la fiscal departamental Mónica Fernández Poblet investiga robos de vehículos en la vía pública, la presencia de autopartes de dudosa procedencia en desarmaderos y las constantes comunicaciones con personal policial.

En los últimos días, y bajo la anuencia de la Fiscalía de Cámara, la investigadora judicial decidió remitir el expediente a la Fiscalía Especial de Delitos Complejos, organismo que se encarga de liderar las pesquisas más impactantes y difíciles de resolver en la provincia.

El caso cayó en menos del fiscal especial Santiago Garay que en los próximos días se interiorizará con el expediente penal que tiene a 14 personas imputadas por asociación ilícita y una serie de escuchas telefónicas que ponen bajo serias sospechas a integrantes de la cúpula policial.

Conexiones con robos en otras provincias

Ramón Chávez y Roberto Gabutti, propietarios de desarmaderos ubicados en San Martín, son dos de los imputados que tiene la investigación judicial. El 19 de febrero se realizó una serie de allanamientos en ambas propiedades y personal de la División Sustracción Automotores encontró varios elementos que fueron secuestrados, aunque es en el marco de otro expediente penal.

Además de autopartes y vehículos de alta gama, los uniformados encontraron dos maquinarias para la construcción en el comercio El Sol, perteneciente a Chávez. Incluso uno de sus hijos quedó detenido en el procedimiento.

desarmadero 01.jpg

Estas retroexcavadoras, valuadas en 100 mil dólares, fueron sustraídas en Santa Fe y Chaco y pertenecen a una empresa radicada en la localidad de Rosario. Según indicaron fuentes ligadas a la causa, el modus operandi era interceptarlas cuando eran llevadas o volvía de las obras en construcción.

Los asaltantes secuestraron a los maquinistas, o al sereno que estaba a cargo, y los dejaban abandonados en algún pueblo ubicado a 100 kilómetros del lugar de asalto. Si bien la Justicia de esas provincias investigan los hechos, lo cierto es que las maquinarias aparecieron en San Martín.

Una pesquisa que debe ser profundizada

Robar autos cuando los dejan estacionados en la vía pública en el Gran Mendoza, llevarlo hasta los desarmaderos, desguazarlos y vender las autopartes. Este es el negocio que, según la pesquisa judicial, llevaban adelante los imputados por asociación ilícita.

Para avanzar con la investigación los detectives del caso intervinieron los teléfonos celulares de los sospechosos y se llevaron varias sorpresas. Una de ellas es la estrecha relación entre Gabutti y Marcelo Lombino, un comisario que prestó servicio en Rivadavia y en la Dirección de Investigaciones en La Paz. Actualmente, es asesor del jefe de la Distrital de Seguridad Tres –abarca todo el Este provincial-, José Impellizieri. Lombino se encarga de la diagramación operativa de la zona.

En los audios de las grabaciones se puede apreciar cómo el empresario acuerda prestarle una suma de dinero en efectivo para sus vacaciones. La que más lo complica es una conversación donde Lombino le deja vía libre a Gabutti para que pase un camión por el arco Desaguadero.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas