policiales - Cacheuta Cacheuta
jueves 13 de octubre de 2016

Pasó al penal de Boulogne Sur Mer el único acusado por el crimen de Julieta González

Andrés Di Césare fue imputado por femicidio y trasladado al penal. La familia de la víctima dijo que hace años conocen al joven.

La investigación por el crimen de Julieta González (21), la joven que fue buscada durante seis días y apareció asesinada a golpes el 27 de septiembre en Cacheuta, con el paso de las horas va reuniendo pruebas y elementos para el esclarecimiento. A tal punto que el único detenido ya fue imputado y está en el penal de Boulogne Sur Mer. No se descarta la participación del alguien más en el hecho.

Luego de ser arrestado en la mañana del martes en Maipú, Andrés Di Césare (23), el sospechoso, pasó la noche en la celda de una comisaría y en la mañana de este miércoles fue trasladado al Palacio Policial para ser imputado. Allí fue notificado por la fiscal de Homicidios, Claudia Ríos, sobre el delito que se le endilga: homicidio agravado por mediar violencia de género, conocido como femicidio, con pena única de prisión perpetua en un futuro juicio.

Tras la imputación, el joven, hijo de un empresario mendocino del transporte, en horas de la tarde fue trasladado a la penitenciaría, a la espera de que se dicte la prisión preventiva.

Di Césare cayó por una recopilación de pruebas en su contra. Primero, las imágenes de las cámaras de seguridad en la zona de la destilería, donde encontraron la campera y el documento de Julieta, arrojaron indicios de su posible participación en el hecho.

Algunas averiguaciones de los pesquisas pudieron determinar que las últimas llamadas en el celular de Julieta eran con este hombre. Además, se pudo acceder a la cuenta de Facebook de González y se encontraron varios chats con Di Césare.

Estos elementos llevaron la detención del sospechoso, que ayer luego de ser imputado, tuvo la posibilidad de declarar formalmente ante la fiscal, pero se abstuvo.

Sin embargo, trascendió que ante unos policías el acusado habría reconocido ser el autor del hecho y que habría cometido el crimen cansado de que la víctima lo extorsionara y le pidiera plata por un presunto embarazo. La autopsia de la joven confirmó que no esperaba un hijo.

Esta confesión –no se hizo de manera formal– puede ser utilizada como prueba en el expediente y los efectivos que lo escucharon ya quedaron a disposición de la Justicia para declarar.

Lo que sí reveló el Cuerpo Médico Forense fue que debajo de las uñas de las manos de Julieta había restos de piel, indicador de que la mujer intentó defenderse de un ataque. Este material será cotejado con el ADN de Di Césare. En caso de que los resultados sean positivos, prácticamente se estaría probando su participación en el homicidio.

Hay sospechas de que en el hecho hayan participado más personas, por lo que podría haber más detenciones.

Entre el imputado y Julieta al parecer había una relación amorosa. Ambas familias se conocían desde hace mucho y esto fue confirmado por los parientes de la chica.

"Una semana que no me comentó nada de él le pregunté por qué no me habló más de Andresito y me dijo: 'Lo di por finalizado porque realmente me absorbía demasiado'", sostuvo Susana González, la madre de la víctima, en declaraciones a radio Nihuil.

La mujer aseguró que en ningún momento sospecharon que Di Césare pudiese tener algo que ver, son dos familias que se conocen "de toda la vida. El papá y su mamá son excelentes personas".
Por su parte, Marcos González, hermano de Julieta, explicó en Canal 7: "Estamos shockeados, no lo podemos creer. Andrés es hijo de mi padrino".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas