policiales - General Alvear General Alvear
lunes 19 de junio de 2017

Pasaron a la cárcel los ladrones que golpearon salvajemente a dos abuelos en General Alvear

Los tres acusados están imputados por robo triplemente agravado. En el hecho usaron un arma que habían hurtado.

Gustavo Redemí (39), su hijo Rolando (18) y Betiana Lucero (25) fueron enviados a la cárcel de San Rafael. Este trío de asaltantes fue arrestado minutos después del violento robo a mano armada en la despensa Ana, de General Alvear, en donde golpearon salvajemente a Gervasio Constanzo (74), Ana Bogado (70) y a su nieto de 20 años. Incluso les gatillaron el arma en dos oportunidades y por obra del destino, el disparo no salió.

Padre e hijo fueron imputados por robo triplemente agravado, mientras a la mujer le adjudicaron ser partícipe necesario. Y todo por un botín que no superó los $50 en billetes de baja denominación.

Pero este caso comenzó a tomar mayor dimensión porque los investigadores lograron relacionarlo con el robo de un miniarsenal de armas perpetrado en marzo de este año en la propiedad de la familia Vavrik, en calle Santa Fe, entre calles 5 y 6 de Alvear. Causa en la que también están imputados Gustavo y Rolando Redemí y están cerca de ir a juicio.

La conexión fue la 9 milímetros Hi Power que utilizaron en el asalto a los almaceneros, esa era una de las armas denunciadas como robada por la familia Vavrik.

Las investigaciones
Dentro del historial de los Redemí primero está la causa por el hurto a los Vavrik.

A fines de marzo y con la ayuda de la empleada doméstica, los ladrones irrumpieron en la vivienda y tomaron las armas. Como no había nadie en la propiedad, la codicia pudo más y regresaron para ampliar el botín, pero durante la segunda incursión llegó la dueña de casa y los tomó por sorpresa. La mujer alcanzó a sacarles una foto y esa prueba hizo de guía para los investigadores, que horas más tarde llegaron a la casa de Gustavo y Rolando Redemí y los apresaron. También detuvieron la empleada.

Como el caso quedó caratulado como hurto (no hubo violencia de ningún tipo al momento de la irrupción a la casa, más allá de los elementos sustraídos), lo tomó la fiscal de Instrucción y dos meses más tarde la causa estaba a punto de ser elevada a juicio.

Sólo faltaba incorporar el informe del cruce de llamadas telefónicas de los tres imputados que solicitó la fiscal Ivana Verdún.

A partir de ahora, la fiscalía debe remitir el expediente al juzgado de Instrucción para que se acumule al nuevo expediente que enfrentan los Redemí, y una vez que concluya la investigación del asalto, se solicite el enjuiciamiento por ambos casos a la vez.

En cuanto al asalto en la despensa ocurrido el jueves, fuentes judiciales confirmaron que por el juzgado de Instrucción pasaron a declarar varios testigos, entre ellos las víctimas, y además hubo una rueda de reconocimiento en la que una de las personas apuntó sin dudar a los tres detenidos.

Prisión preventiva
Si bien la investigación del asalto la comanda el conjuez Ignacio Olmedo, la fiscalía también participa y tiene la potestad de solicitar la prisión de los imputados.

Las dos partes estuvieron de acuerdo y después de ser trasladados al penal de San Rafael los Redemí y Lucero, comenzaron a correr los días 10 hábiles (más otros 10 de prórroga si es necesario) que tiene la Justicia para avanzar en la pesquisa. Acto seguido, será la audiencia de prisión preventiva.

"Por la sustracción de las armas en lo de Vavrik, que estaba más que probado que fueron ellos, no se podía solicitar la prisión porque el hurto no lo admite. Era inconstitucional. Ahora es distinto, es un robo con agravantes y si se puede pedir la prisión preventiva", comentó una fuente allegada a la fiscalía de Instrucción.

Fuente:

Más Leídas