policiales - San Rafael San Rafael
domingo 01 de octubre de 2017

Otros dos detenidos por el crimen de los panaderos

Dos jóvenes fueron arrestados ayer en varios allanamientos en San Rafael. La causa ya tiene imputados a dos hombres

A casi una semana del doble crimen de los panaderos que conmocionó al barrio Nihuil, en San Rafael, la causa ya tiene cuatro detenidos, dos de ellos imputados. El sábado se concretaron los últimos arrestos y se esperan pruebas claves para definir la acusación.

El móvil del hecho que terminó con la vida de Miguel Scalia (63) y su esposa, Liliana Balmaceda (58), el pasado lunes, apunta a un robo seguido de muerte. Es que en la vivienda de las víctimas faltaban $17.000, dato que desembocó en una dura acusación para los primeros dos aprehendidos.

Cristian Pajón (33) y Daniel Peñalve (34) están imputados de robo agravado por el uso de arma impropia, en concurso real con homicidio criminis causa en dos hechos. El asesinato bajo esta carátula –matar a alguien para ocultar algo, en este caso el asalto– tiene pena de prisión perpetua.

En la misma situación procesal podrían quedar los recientes arrestados, atrapados ayer en varios allanamientos. Se trata de dos jóvenes, uno de 27 años y otro de 21, apresados en una casa de la calle Cantera El Pino, sobre el margen del río Atuel. Allí vive uno de ellos y el otro habría estado refugiado en ese lugar tras el crimen de la pareja.

Estos sospechosos fueron atrapados durante el mediodía, luego de varios operativos en diferentes puntos en busca de más autores. Hubo allanamientos también en los barrios Nihuil, Valle Grande y San Rafael.

Basada en las pruebas que se han recabado y en otras que se están por producir, la fiscal a cargo, Andrea Rossi, definirá la imputación para estos hombres, que podría ser la misma que recibieron Pajón y Peñalve. Los nuevos sindicados quedaron alojados en las Comisaría 32 y 38.

La sospecha de los pesquisas es que ambos estuvieron con los imputados en la noche del doble homicidio, que habría sido entre la noche del sábado y la madrugada del domingo.

Scalia y Balmaceda fueron hallados sin vida en su casa el lunes al mediodía. Los mataron a golpes con un elemento contundente. En una pieza permanecía la hija de ambos, una mujer de 39 años discapacitada que estaba en una silla de ruedas.

Fuente:

Más Leídas