Otro fallo que generó malestar: le dieron domiciliaria a la monja Kumiko

El caso del instituto Antonio Próvolo presentó este martes una novedad que pocos esperaban.

El caso del instituto Antonio Próvolo presentó este martes una novedad que pocos esperaban y que ha generado algún malestar. La monja Kosaka Kumiko (42) podrá acceder a la prisión domiciliaria y así esperar el juicio. Por el momento permanece en el penal de mujeres en Agua de las Avispas, y allí estará un tiempo más hasta que se cumplan los requisitos necesarios para el beneficio que le otorgaron.

A esta situación llegó la religiosa japonesa luego de las oposiciones que había planteando su abogado desde que quedó detenida en mayo pasado. El letrado Carlos Varela Álvarez presentó nulidades y cuestionó la prisión preventiva que le dictaron a su cliente, entendiendo que le correspondía estar en libertad. La sospechosa está imputada por participación primaria en los abusos sexuales y corrupción de menores.

Con todo esto el expediente recayó en la Primera Cámara del Crimen, para hacer las veces de cámara de apelación. La audiencia de resolución empezó el jueves de la semana pasada y tras un cuarto intermedio finalizó el martes.

Los jueces decidieron no hacer lugar a las nulidades presentadas por la defensa –en cuanto a las cámaras Gesell realizadas y a diferentes pruebas–, avalaron la investigación de la fiscalía y confirmaron la prisión preventiva, pero con la posibilidad de que sea en la modalidad de domiciliaria.

kosaka kumiko.jpg
Foto: Fernando Martínez / Diario UNO
Foto: Fernando Martínez / Diario UNO

De todas maneras, esto no será inmediato y Kosaka deberá reunir ciertos requisitos. Para acceder a esto le realizarán pericias psiquiátricas a ella y a la gente que la recibirá, se evaluará el lugar y se tendrá que probar que no existan riegos de fuga ni posibilidad de entorpecer la investigación. Todo tiene que ser aprobado por el fiscal del caso, Gustavo Stroppiana, y estiman que podría demandar un par de semanas. Inclusive trascendió que uno de los posibles sitios de domiciliaria ya fue rechazado.

La monja había denunciado que en la cárcel había tenido problemas y era insultada por otras internas.

Los jueces de la cámara consideran que podría seguir ligada al proceso en alguna vivienda. Uno de los puntos claves fue que para ellos Kosaka no estuvo prófuga –se entregó un mes después de que se emitiera el pedido de captura– ya que su abogado desde el primer día había solicitado el mantenimiento de libertad. Los abogados querellantes no descartaron una oposición a esto, dependiendo del resultado de las pericias. Fuentes cercanas al expediente consideran que esto ha sido un privilegio para la acusada y temen por la reacción de las víctimas.

La japonesa quedará en la misma condición que el cura Nicola Corradi (82), quien goza de la domiciliaria.

monja kumiko.jpg

En la continuidad de la causa, se espera que la semana que viene se trate la prisión preventiva de Graciela Pascual, ex representante legal de la escuela, detenida en Agua de las Avispas. A los mencionados se suman como imputados y en prisión el cura Horacio Corbacho y los empleados Armando Gómez, Jorge Bordón y José Luis Ojeda. En libertad pero acusados están la monja Asunción Martínez, tres directoras, una psicóloga, una celadora, una secretaria y un jardinero.

Cotejo de ADN. Aún no se realizó el examen de chequeo entre los hombres imputados y rastros de semen hallados en la ropa interior de una de las víctimas.
Más declaraciones. En octubre se realizarán nuevas cámaras Gesell de posibles víctimas, que podrían desembocar en nuevos sospechosos y más imputaciones. Por ahora, son 15 los acusados.
Fuente:

Más Leídas