policiales policiales
viernes 03 de junio de 2016

"No sé qué le pasó al Mati para hacer una cosa semejante"

Lo dijo el suegro de Néstor Vergara (44), asesinado por su hijo Matías cuando se interpuso en una violenta pelea que éste tenía con la novia. Por la imputación, arriesga perpetua

Armando Osan (71) es el suegro de Néstor Rafael Vergara (44), el comerciante asesinado por su hijo Matías (21), ahora detenido, al interponerse para que dejara de golpearse con su pareja. Este desgraciado episodio ocurrió a las 21.30 del miércoles en Luján, como anticipara Diario UNO en su edición de ayer.
Osan está consternado. Se halla solo en la casa del barrio ECO de Chacras, donde ocurrió la tragedia. Él no vive allí. Sí su hija Gabriela, quien crió a Matías desde que tenía 8 años. Ella le contó los pormenores de lo ocurrido esa fatídica noche.
"Mi hija y su marido –relató Osan–se enteraron de que la pareja estaba peleando en la vivienda que les compró el padre y fueron hacia allá. Cuando llegaron vieron que Matías y su novia de 16 años –convivían desde hace tres años– estaban sosteniendo una gran discusión que llegó incluso a las manos".
"Hace dos semanas –agregó– Matías dio por terminada la relación, cosa que ella no aceptaba. Y en ese momento comenzaron las persecuciones de parte de la chica". El Patito, como llamaban a Matías, trabajaba con su padre en el minimarket del barrio, donde también funciona un corralón de la familia, que además tiene una carnicería. Son personas muy queridas en la zona, especialmente el padre, a quien todos llamaban Pato.
El hombre, acongojado, contó que el chico era tranquilo, normal "pero las juntas pueden haberlo hecho cambiar. Yo nunca imaginé una cosa así de él, de veras. No sé qué pudo pasarle para hacer una cosa así".
Luego relató que Gabriela y Néstor se encaminaron hacia la esquina donde los chicos estaban discutiendo fuerte. Lograron separarlos porque de los insultos pasaron a las manos en forma recíproca. La separación la afectó más a ella que a él.

El prólogo de la tragedia
"Mi yerno y mi hija lograron separarlos y trajeron hasta aquí al Patito, pero ella corrió detrás de ellos, siempre insultándolo. De esto pasaron a las manos, cosa que tanto mi hija como el Pato no iban a permitir".
Y mientras respiraba hondo y cabeceaba como no queriendo aceptar lo que pasó siguió su relato. "La chica estaba sacada y en un determinado momento además de darle golpes tomó una garrafa de tres kilos y se la tiró encima".
"Esto parece que lo alteró más de la cuenta y mientras mi hija retenía a la chica para que no siguiera con los golpes, Matías fue corriendo fuera de sí desde el patio hasta la carnicería donde todavía estaba el carnicero atendiendo y sacó un cuchillo sin que éste se diera cuenta. Salió de nuevo al patio y el padre al verlo se quiso interponer para que no hiciera una macana". Pero esto le resultó fatal, porque al girar el cuerpo mientras forcejeaba con su hijo, este le dio una puñalada a la altura de la tetilla izquierda que lo hizo caer en el patio herido de gravedad. Los gritos desesperados de Gabriela al ver a su pareja herida alertaron al vecindario, que llamó a la policía.
Mientras el Pato fue llevado de urgencia al centro de salud de Luján, su hijo se quedó en el lugar "asustado y consternado por lo que había hecho. Estaba como loco".
Armando remarcó que "son esas discusiones que se sabe cómo empiezan, no cómo terminan. Me parece que por allí él fumaba –marihuana– y esto puede haberlo alterado aún más, y todo puede pasar".

Barrio convulsionado
El barrio ayer a la tarde estaba convulsionado tras ver el gran cartel en el comercio que decía "Cerrado por duelo". Nadie entendía nada y todos llegaba a preguntar qué había pasado. A medida que Armando les contaba, palidecían, abrían grandes los ojos y decían "No puede ser, ¿cómo es que el Patito mató a su padre?
Ya en la casa velatoria la familia de la víctima apenas balbuceó unas frases de disculpas: "Comprenda. Estamos destruidos y para qué le cuento la madre de Néstor y Gabriela, que fue llevada al hospital porque se descompensó." Luego, sólo silencio.
Matías fue imputado de homicidio agravado por el vínculo por el fiscal de Luján Fabricio Sidotti y arriesga la prisión perpetua.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas