policiales - Judiciales Judiciales
jueves 29 de septiembre de 2016

No más prisión domiciliaria para la rea que rompió una pulsera electrónica

La Justicia revocó el beneficio para Natalia Moreno (23), quien estuvo dos meses prófuga tras violar el régimen.

La Justicia decidió terminar de una vez con todas con los beneficios carcelarios que había recibido Natalia Magalí Moreno, la interna de 23 años que fue favorecida con prisión domiciliaria pero rompió la pulsera electrónica de GPS y escapó, aunque luego fue recapturada.

La Cámara de Apelaciones en lo Criminal rechazó y agotó la última instancia para que la rea recupere el beneficio de continuar la condena en su domicilio particular.

La defensora oficial de Moreno había presentado un recurso ante ese tribunal en busca de que la procesada vuelva a obtener la prisión domiciliaria, tras violar ese beneficio a fines del año pasado. La representante legal argumentó que la joven nunca recibió el tratamiento psicológico adecuado para combatir su adicción a distintas drogas.

En la apelación, la defensora manifestó que el día de la fuga Moreno ingirió grandes cantidades de medicación por una crisis nerviosa, lo que le hizo perder el control, romper la pulsera y escapar del domicilio con su hija. Según el relato, la interna quiso regresar a su casa pero al notar la presencia policial se arrepintió.

En la presentación judicial puso en análisis que la joven había consumido cocaína y psicotrópicos, por lo que no se encontraba consciente para entender la acción que estaba cometiendo.

El camarista Ramiro Salinas rechazó la apelación y confirmó la medida del juez de Ejecución Sebastián Sarmiento, quien había revocado la prisión domiciliaria para la presa.

El magistrado entendió que el descargo "no es suficiente" y que no se aportaron pruebas para acreditar los hechos relatados. "La prisión domiciliaria no fue la forma apropiada para alcanzar los fines para los cuáles había sido otorgada", dijo Salinas, en referencia al tratamiento por las adicciones y al hecho de que pueda cuidar a su hija de 5 años.

De esta forma, Natalia Moreno deberá continuar en la Unidad Penal III de Mujeres ubicada en El Borbollón lo que resta para cumplir su condena, que será el próximo año, según relataron fuentes judiciales.

Rompió el GPS

Natalia Moreno fue condenada por robo agravado y amenazas a un año y 10 meses de prisión. El 4 de agosto de 2015 recibió el beneficio de la prisión domiciliaria para que cuidara a su hija y comenzara un tratamiento por su poliadicción.

El 2 de noviembre, la madre de la mujer llamó a las autoridades y notificó que la joven había roto la pulsera electrónica y había escapado de su casa ubicada en Gutiérrez con destino incierto. Efectivos policiales de la División Búsqueda de Prófugos logró recapturarla el 21 de enero pasado, cerca de la casa de su progenitora.

Fuente:

Más Leídas