policiales - Dorrego Dorrego
martes 24 de mayo de 2016

No da para más: hartazgo de comerciantes de Dorrego por la inseguridad

Trabajadores afirman que la zona Sur de este distrito está liberada. Malvivientes causan destrozos porque no les venden alcohol.

En un desesperado pedido se encuentran los comerciantes de Dorrego Sur, en Guaymallén, por los sucesivos hechos de inseguridad que están sufriendo. La zona está poblada de negocios de todo tipo, que a diario son atacados por delincuentes.

Uno de los locales apuntado por los malvivientes es Dorrego Sur, ubicado en Remedios de Escalada y Zapala, que se dedicaba la venta de pan, pollos y otros alimentos desde hace 23 años. No solo este lugar ostenta el triste récord de 14 robos en 15 años, algunos de ellos con disparos incluidos, si no también que en el último mes sus trabajadores han sido víctimas de un grupo de personas que hacen destrozos porque no les quieren vender bebidas alcohólicas después de las 23, tal cual está reglamentado.

"Hay unos muchachos que se juntan en una casa a pocos metros del negocio y a partir de las 19 empiezan a tomar y a drogarse. Nosotros no queremos venderles alcohol después del horario permitido, entonces ahí se enojan y empiezan los ataques. Desde hace un mes nos vienen rompiendo los vidrios. Es algo sistemático, casi uno por día", comentó Orlando Tirapu, hijo del propietario de la despensa y quien trabaja en el lugar.

Los destrozos se producen en la madrugada, ya que en local se queda un panadero trabajando y a él le piden las bebidas. "Llegan en muy mal estado, a veces armados y pidiendo vino", agregó Tirapu. Justamente en la madrugada de ayer estos sujetos reventaron tres vidrios.

"Esta zona de Dorrego está liberada. Nos vamos a juntar con los otros comerciantes para hablar y ver que se puede hacer. La gente ya no viene a trabajar en sus autos porque se los destrozan, a nuestro panadero le pasó", lamentó Orlando.

Ante cada hecho las víctimas se dirigen a la Comisaría 45 de Dorrego para denunciar, pero según cuentan, nunca tienen respuestas favorables de la policía. "Nos dicen que no tienen móviles para patrullar, que tienen los chalecos antibalas vencidos y lo último fue que si queríamos que agarraran a estos tipos teníamos que darles nombre y apellido. Nosotros los conocemos pero no sabemos como se llaman. Es lamentable esto", aseveró Alberto Tirapu, propietario de la despensa Dorrego Sur.
Fuente:

Más Leídas