policiales - San Felipe San Felipe
lunes 11 de septiembre de 2017

Negaron la prisión domiciliaria al policía condenado por asesinar de un balazo a Jonathan Chandía

Se trata del ex policía Juan Carlos Oruza, quien en 2008 fue sentenciado a prisión perpetua por ejecutar de un tiro en la cabeza al joven de 20 años.

La Justicia negó el pedido de prisión domiciliaria hecho por el ex policía Juan Carlos Oruza, quien cumple una condena de prisión perpetua por el asesinato de Jonathan Chandía ocurrido en mayo de 2006, a quien le disparó con su arma reglamentaria en la nuca.

Oruza, quien fue condenado en 2008 y preso en el penal San Felipe, pidió al juez de Ejecución Penal, Sebastián Sarmiento, el beneficio de prisión domiciliaria debido a un problema de salud.

Esto se resolvió en una audiencia oral realizada este lunes a las 11.15 en el penal Boulogne Sur Mer, a la que fueron citados los familiares de Jonathan Chandía para que dieran su opinión.

El juez Sarmiento desestimó el pedido del interno debido a que no acreditó correctamente su problema y no estaban dadas las condiciones para que el condenado estuviese con prisión domiciliaria. Por esto seguirá cumpliendo su pena en el penal San Felipe.

Antes de la audiencia, Diego Chandía, hermano de la víctima, dijo a Radio Nihuil: "Voy a declarar por el pedido que hizo el policía asesino de mi hermano, que pidió prisión domiciliaria y estamos totalmente en desacuerdo de este petitorio. Todavía no cumplió la cuarta parte de su condena y es un peligro para la sociedad".

Agregó: "Realmente tenemos miedo que le den ese arresto domiciliario porque en su tiempo se ejecutó un plan donde nosotros fuimos víctimas y nos plantaron armas. Este tipo tiene amigos ex policías y puede tomar represalias en contra de nosotros".

El hecho
Ocurrió el 28 de mayo de 2006, cerca de las 23.30 en Carola Lorenzini y Corredor del Oeste, de Godoy Cruz, donde Juan Carlos Oruza bajó de un móvil con el arma en su mano y apuntando a Jonathan, a su hermano Diego y a otro amigo.

Según el relato, minutos antes tres delincuentes habían asaltado en un quiosco en el barrio Bancario, de Godoy Cruz, y dieron las características de los asaltantes.

"Íbamos a festejar su cumpleaños, íbamos a la casa de una amiga y después al boliche. Pero un móvil nos interceptó y este policía se bajó con el arma apuntándonos. Nos tiraron al piso y hubo forcejeo. A mi hermano lo tenía boca abajo y lo ejecutó con un disparo en la nuca", recordó Diego Chandía.

Fuente:

Más Leídas