policiales - Judiciales Judiciales
miércoles 15 de junio de 2016

Murió en un accidente cuando conducía ebrio y drogado pero igual indemnizarán a su familia

Los familiares de un motociclista de 30 años que falleció en 2013 recibirá casi un millón de pesos. La jueza asegura que tuvo el 20% de culpa en el accidente.

Un importante resarcimiento económico recibirán la madre y esposa de un hombre que falleció en 2013 en un accidente de tránsito en Godoy Cruz, pese a que la víctima fatal conducía una moto bajo los efectos de drogas y alcohol.

El trágico hecho tuvo lugar el 29 de noviembre de ese año, cuando J.V. –se reserva su identidad para seguridad de las demandantes- conducía una moto marca Corven de 110 cilindradas que era propiedad de su madre.

El hombre de 30 años se dirigía por el Corredor del Oeste en dirección al norte. Minutos antes de las 6, al llegar a la intersección con calle Juan B. Justo procedió a continuar su trayectoria, ya que el semáforo estaba en verde, pero fue impactado por una VW Golf que era manejado por O.N., que entonces tenía 33 años.

El impacto fue tal que el motociclista no tuvo ningún tipo de chance y perdió la vida a los pocos minutos en el lugar del hecho.

Tanto la madre como la esposa del fallecido iniciaron una demanda civil reclamando una suma cercana al millón de pesos en concepto de daño moral, pérdida de chance, tratamiento psicoterapéutico, gastos de sepelio y la reparación integral de la moto.

En la contestación de la demanda, la compañía aseguradora del auto contestó que no debía pagar ya que el accidente fue culpa en primer término del conductor O.N. por pasar el semáforo en rojo y en subsidio de la víctima fatal por circular sin casco ni luces, a exceso de velocidad y en estado de alcoholización.

Efectivamente, la autopsia sobre el cadáver arrojó que el motociclista tenía 1,70 gramos de alcohol en sangre –el máximo permitido para este tipo de vehículos es de 0,20- y también rastros de cocaína y marihuana.

La Justicia Civil determinó entonces que el 20 por ciento de la culpa del accidente fue de la víctima, por lo que la demanda debía prosperar en el 80 por ciento restante. "Según el curso ordinario de las cosas y la experiencia de vida, parte del daño producido tuvo como relación causal la propia conducta de la víctima", analizó la jueza Rosana Moretti.

Finalmente la demanda fue admitida parcialmente y la Justicia ordenó a la aseguradora y el conductor del VW Gol a pagar una suma de 720 mil pesos más intereses desde el día del accidente hasta la fecha.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas