Montañita: los indicios que apuntan a un policía y no fueron profundizados

Se trata de Leonel Salcedo, quien está mencionado varias veces en las dos investigaciones.

Enviado especial a Ecuador

Si hay un punto sobre el cual no hay nada concreto en la investigación por los asesinatos de María José Coni (22) y Marina Menegazzo (21) es la presunta participación o encubrimiento de las autoridades. Un policía ha estado mencionado varias veces en los expedientes y el segundo juicio no fue la excepción.

Se trata del uniformado de Montañita Leonel Salcedo, cuyo nombre sonó en la jornada del miércoles tras la declaración del investigador policial Ronald Elizalde.

El pesquisa dijo que tomó contacto en las redes sociales con unos ciudadanos chilenos que estuvieron con las víctimas noches antes del hecho. Los trasandinos le brindaron fotos donde Majo y Marina salían con Salcedo.

Según indicaron fuentes ligadas al caso, hay grabaciones de cámaras de seguridad donde se ve al Negro Ponce Mina -autor del doble crimen- hablando con este policía tras el suceso, en horas de la madrugada.

En el juicio anterior, Ponce Mina en su coartada dijo que uno de los cuerpos fue llevado por los supuestos asesinos -versión descartada por la Justicia- en un auto color vino.

Lo cierto es que la fiscal María Coloma ordenó que se realicen peritajes en dos vehículos de esas características en abril del año pasado. Uno de ellos era un Chevrolet Aveo color vino perteneciente a Salcedo.

Los profesionales intentaron buscar manchas de sangre mediante el reactivo Luminol en los asientos del auto. En medio de ese peritaje en Cuenca, tuvo lugar un terremoto que afectó varias ciudades ecuatorianas e interrumpió el procedimiento.

Según declaró otro policía el martes pasado en el juicio, el resultado fue negativo en ambos rodados.
También ocurrió lo mismo con los cotejos genéticos de ADN que se realizaron en la casa de Ponce Mina con los genes del policía Salcedo.

Pese a esto, existen dudas de por qué no se siguió investigando a este uniformado cuando varios indicios lo marcaban, al menos, como sospechoso.

Fuente:

Más Leídas