policiales - Las Heras Las Heras
viernes 09 de septiembre de 2016

Los Wachos Atrevidos: la banda sindicada en un sinfín de entraderas y su historia policial

Dos hermanos fueron detenidos este viernes en Las Heras acusados de varios robos violentos y hurtos de vehículos. Sus padres son narcos. La historia de la familia.

Los efectivos policiales vienen hace varios días investigando a los Wachos Atrevidos, un grupo de jóvenes sindicados en diversos asaltos a modo de entraderas que se cometieron en Las Heras. Distintos operativos se realizaron en los últimos días y este viernes no fue la excepción. Dos jóvenes que tuvieron varios roces con la Justicia quedaron detenidos.

En las primeras horas de la mañana, personal de la Unidad Investigativa Departamental (UID) irrumpió en una propiedad ubicada en el barrio 26 de Enero. No es la primera vez que los uniformados realizan un allanamiento en este domicilio.

En esta ocasión, los efectivos policiales encontraron varias autopartes como faros, ópticas, ruedas y paragolpes. Si bien se trata de objetos que no se pueden asociar con algún vehículo exacto ya que no tienen numeración, sí coinciden en características con los rodados que fueron sustraídos en las más de 15 causas que les endilgan a esta banda.

También se encontró un auto Fiat Regatta que está señalado como el móvil que utilizaron los delincuentes en algunas de las entraderas.

Por estos motivos, los hermanos Luciano (22) y Brian Leonel (19) Díaz quedaron detenidos a disposición de la Justicia provincial. Las autoridades creen que forman parte de la banda delictiva dedicada a realizar entraderas y ahora quedaron a disposición de la Justicia provincial. El más chico ya tenía una causa por encubrimiento cuando hallaron el motor de una moto robada en el mismo domicilio, según precisaron fuentes judiciales.

En el operativo también fue detenida la madre de los jóvenes, una mujer de 42 años que está sindicada como presunta líder narco –se reserva su nombre por pedido de los pesquisas-. Justamente, los investigadores le encontraron casi 250 gramos de cocaína a la mujer, por lo que quedó a disposición de la Justicia Federal.

La progenitora ya había respondido por una causa de estupefacientes en la cual recuperó su libertad. Su último cruce con la Justicia fue a fines de junio pasado, cuando en un operativo similar fue capturada en su casa en el marco de una investigación por amenazas simples. A los pocos días, las víctimas de ese caso aseguraron que no tenían temor y la acusada quedó en libertad tras pagar una caución de 5 mil pesos, aunque seguirá ligada a la pesquisa.

secuestro autopartes 02.jpg
Foto: Prensa Ministerio de Seguridad
Foto: Prensa Ministerio de Seguridad

Segunda parte

El operativo que se realizó este viernes es la continuación de una medida que se realizó la semana pasada. El 30 de agosto, efectivos de la División Sustracción Automotores llegaron hasta un asentamiento ubicado en calle Mathieu, entre los barrios Arquitecto Alfaro y La Arboleda.

En ese lugar recuperaron una Chevrolet Montana y un Citröen C4 que habían sido sustraídos días atrás. "El día que robaron el C4 venían varios de la banda arriba del auto pero se nos escaparon y no los pudimos atrapar", recordó una fuente policial.

Esa jornada, los pesquisas policiales también hallaron varias autopartes de un VW Vento y otros rodados.

¿Quién es Luciano Díaz?

Luciano Díaz tiene apenas 22 años pero sus roces con la Justicia son innumerables. En su perfil de Facebook suele publicar imágenes de armas de fuego y ostenta algunos de sus vehículos, entre ellos un Chrysler Cruiser y un VW Vento. "Cuando revisamos tenía la documentación de estos vehículos. Los había comprado por derecha. Hay que ver de dónde sacó la plata", confió un policía que tiene en la mira a esta familia.

La primera vez que su nombre apareció en los medios fue en abril de 2014. En esa ocasión, Luciano Díaz fue víctima. Un joven de su confianza, conocido como Ezequiel Gómez (21), lo engañó para secuestrarlo junto a otras seis personas. Los secuestradores llamaron a la madre del joven y le pidieron 100 mil pesos de rescate, los cuales debió pagar para volver a ver a su hijo con vida. En julio pasado, la banda de secuestradores recibió 10 años de prisión por el hecho.

En diciembre pasado fue detenido y estuvo sindicado como el autor del homicidio del policía Jorge Ariel Tobares (38), ultimado de un disparo cuando cumplía servicios extraordinarios en un trole. Sin embargo, a las pocas horas fue desligado del caso y recuperó su libertad.

Uno de los hermanos de Luciano, Jorge Díaz (23), está cumpliendo una pena en la cárcel por un homicidio agravado. En la misma situación está su padre, Marcelo Petete Sosa, quien fue capturado con 90 kilos de marihuana en el límite con San Luis en octubre de 2015.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas