policiales policiales
martes 12 de abril de 2016

Los tupungatinos marcharán pidiendo justicia y seguridad

El asesinato de la dueña de un almacén a la que asaltaron a plena luz del día y varios robos ocurridos durante el fin de semana motivan la manifestación

Tupungato. Enfrente del Registro del Automotor, sobre calle Almirante Brown, a 500 metros de la plaza departamental y a una cuadra apenas de la esquina de la avenida Belgrano, en donde fue instalado el primer semáforo del microcentro tupungatino, una cinta de "peligro" rodea unos árboles e interrumpe el paso del peatón por la vereda. Otras, de color blanco, sellan las puertas y ventanas de una casa y la entrada a un almacén que son las que están rodeadas con el precinto.

"No quiero ni asomarme, para no ver las cintas", soltó apenada una vecina al pasar, señalando la escena que vino a remplazar desde el mediodía del viernes al territorio donde doña Kita –como la llamaban– salía por las mañanas a barrer o se aparecía para conversar con los vecinos pero sin descuidar el negocio que desde hacía décadas manejaba, pegadito a la vivienda que habitaba sola, ya que era soltera y no tenía hijos.

Es que a ese comercio, esa misma mañana, ingresaron unos individuos –aún no se sabe cuántos pero se estima que más de uno–, que con el supuesto fin de robar maniataron y golpearon, según las evidencias en el cuerpo, a Elsa Susana Torfe (63), a quien la encontró muerta una amiga, un rato después, luego de correr unos colchones que estaban tapándola. Este es el principal hecho que tiene conmovida a toda la comunidad de Tupungato, que desde que ocurrió viene reclamando justicia y mayores medidas de seguridad ante una serie de robos ocurridos en los últimos días en esa zona del Valle de Uco. Por eso se han convocado para hoy, para marchar a partir de las 18 desde la rotonda de la plazoleta hasta la plaza principal.

En lo que respecta a la investigación policial, aún no hay sospechosos detenidos ni tampoco se sabe a ciencia cierta si la mujer murió por razones naturales o si fue asesinada, pero avanzan en su esclarecimiento.

Así la recuerdan
"Era una mujer muy atenta. Cuando pasaban dos días que no me veía salir se acercaba a ver si estaba todo bien. Así con todos los vecinos. Era amorosa, estaba pendiente y rezando cuando sabía que tenía que ir al médico", contó Cristina Ibáñez de Monteverdi (63), quien vive desde hace 39 años cerca de este almacén cercano a la calle Mitre.

"Todas las mañanas iba por uno o dos turrones. Casi nunca llevaba la plata justa y cuando no me alcanzaba ella me lo regalaba o preguntaba si quería otra cosa que después le pagaba. Todos los días yo le decía: "Kita atendeme rápido que me retan" y ella se mataba de la risa. Siempre sonriente", relató Marianela, empleada de un ciber cercano.

Sus vecinos no sólo usaron buenos calificativos para describirla, sino que contaron varias anécdotas que demuestran por qué era tan querida entre los suyos. "Cuando uno de los vecinos que vive solo estuvo internado ella le buscó la ropa y se la lavó para llevársela al hospital o a veces cocinaba de más para que almorzara", agregó Ibáñez.

"Sólo pido que haya más control. Que Tupungato vuelva a ser ese pueblo tranquilo, que los chicos puedan ir a la plaza o puedan salir sin que les pase nada" fue apenas uno de los tantos mensajes que circularon por Facebook durante estos días, ya que las redes sociales han mostrado claramente que la población está dolida y preocupada. Sobre todo porque también hubo otras novedades delictivas durante el fin de semana que tuvieron a esta comuna como protagonista.

Hubo un asalto en una estación de gas, ingresaron a robar electrodomésticos y otros artefactos en una vivienda, golpearon a una joven en un almacén ubicado también en la zona comercial del centro y sustrajeron dos computadores de la escuela República Italiana.

Fuente:

Más Leídas