policiales policiales
martes 26 de abril de 2016

Lo juzgan por intentar secuestrar a su ex mujer

Ayer comenzó el juicio contra Julio Encina, acusado de intento de secuestro, desobediencia judicial y daños contra su ex pareja, Lorena Antequera.

En la sala de Primera Cámara del Crimen comenzó ayer el juicio contra Julio Encina, acusado de intento de secuestro, desobediencia judicial y daños contra su ex pareja, Lorena Antequera.

Ante la mirada atenta de los tres jueces, la víctima, entre llantos, narró lo que sucedió el 8 de setiembre pasado, cuando su ex pareja la persiguió dos kilómetros, la chocó con el auto, la apuntó con un arma y luego la golpeó en un intento de secuestro, que la mujer frustró al rociarle la cara con gas pimienta.
Fueron casi dos horas en las que Lorena contó lo sucedido y dijo: "No entiendo por qué me hizo tanto daño a mí y a mis hijos, sólo porque yo quise separarme".

La mujer relató, además, algunos hechos anteriores, como mensajes ofensivos, insultos, amenazas y hostigamiento permanente que derivaron en medidas de no acercamiento que Encina jamás cumplió.
Entre ellas un daño contra el vehículo de Antequera, que también formó parte de la causa, pero que por ahora no tiene testigos que puedan afirmar que Encinas le arrojó una piedra para romperle el vidrio del auto según denunció la víctima.

Lo cierto es que ella fue relatando paso a paso el calvario que le tocó vivir cuando a fines de 2014 decidió separarse después de 13 años de su marido. Persecuciones, hostigamiento telefónico, insultos, agravios y amenazas de muerte fueron la previa del intento de secuestro ocurrido el 8 de setiembre sobre ruta 143 y la Vilina cuando la mujer viajaba hacia su trabajo.

"Mi ex pareja mandaba mensajes a mi hijo de 11 años donde insinuaba con dibujos y adivinanzas que me quería matar", expresó. En ese sentido el juez Hernández preguntó si quedaron copias de esos mensajes y el fiscal Norberto Jamsech asintió que se presentarán como pruebas en el expediente. Hoy declararán testigos del ataque y también el imputado.
Fuente:

Más Leídas