policiales - Leonardo Valdez Leonardo Valdez
viernes 29 de septiembre de 2017

Lo balearon en la cabeza, sobrevivió y ahora no lo encuentran para que declare

Se trata de un docente que fue atacado en un asalto ocurrido en la Cuarta Sección en julio pasado. Su testimonio es la única vía para que la causa avance.

Una causa por un asalto con intento de asesinato se encuentra estancada por un curioso motivo: la propia víctima no se ha presentado a declarar. Se trata de un docente que vivía en la Cuarta Sección de Ciudad y fue baleado en la cabeza. Las autoridades todavía esperan su versión para avanzar con el caso.

Hasta hace algunas semanas, Leonardo Valdez (39) continuaba internado en el Hospital Central recuperándose de un disparo que recibió en el cráneo -ver aparte-. Una vez que fue trasladado de terapia intensiva a sala común, investigadores policiales se acercaron hasta ese nosocomio y hablaron con la víctima.

Según comentaron fuentes ligadas al caso, en esa instancia Valdez confirmó que fue atacado con motivos de asalto y que podría reconocer a los autores. Los pesquisas se mostraron esperanzados con poder profundizar estos datos e incluso el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello acudió al hospital para tomarle declaración formal, pero no pudo lograrlo debido a su estado de salud.

Una vez que Valdez fue dado dado de alta, la propietaria del domicilio que alquilaba y donde fue baleado le pidió que se busque otro lugar donde vivir. Se presume que no fue tan sólo por el ataque, sino porque el hombre tenía plantas de marihuana para consumo personal en el domicilio.

Desde que se fue de su casa, han sido infructuosos los intentos por contactarlo por parte de los investigadores judiciales. Para el fiscal Pirrello es clave que la víctima formalice su testimonio en el expediente y así avanzar con la identificación de los autores del hecho.

Es que los dos amigos de Valdez que estaban en el domicilio ese día y presenciaron el hecho no lograron reconocerlos, sino que sólo aportaron algunas características físicas. Es por eso que el caso se encuentra estancado desde hace varias semanas.

Milagroso

Una proyectil calibre 22 ingresó por el cráneo de Leonardo Valdez y quedó alojado en su rostro, cerca de su nariz. Ese 19 de julio de 2017, el ex docente de Química de la Universidad Nacional de Cuyo se encontraba en su casa ubicada en calle Salta junto a dos amigos.

Dos ladrones armados irrumpieron en la propiedad, redujeron a los presentes y le pedían una determinada suma de dinero al hombre, quien no tenía esa cantidad. De hecho, se trata de una persona humilde, bohemia e intelectual, según manifestaron de su entorno.

Los ladrones le efectuaron el disparo con intenciones de matarlo, según sostiene la principal hipótesis. Luego huyeron con una notebook que no pertenecía a Valdez, sino que la víctima la estaba reparando.

Fuente:

Más Leídas