policiales policiales
miércoles 11 de octubre de 2017

Lloró y pidió justicia por el asesinato de su hijo

El padre de Miguel Ángel Lamelza, asesinado en San Rafael, declaró en el juicio donde hay tres acusados

El padre de Miguel Ángel Lamelza, que fue citado como testigo en la primera jornada del juicio que busca esclarecer el horrendo crimen de su hijo, se quebró durante el relato y entre llantos dijo que "eran 3 contra uno, nos destruyeron la vida a mí y a mi mujer".

El hombre fue el primer testigo de una larga fila que serán citados al debate y que ya dieron su testimonio durante la instrucción de la causa que se inició por el homicidio de Miguel Ángel Lamelza (33), que fue golpeado con un ladrillo en la cabeza y su cuerpo apareció quemado dentro de su vehículo el 21 de julio del 2016 tras los festejos del Día del Amigo.

El debate comenzó el lunes poco después de las 9 en la primera Sala del Crimen de San Rafael. Primero se leyó toda la acusación que se realizó desde la instrucción, que calificó la causa en averiguación homicidio simple.
En la sala estuvieron los tres acusados que fueron detenidos por el asesinato. Se trata de Abel Blasi (34), Darian Derly Berdugo (27) y Oscar Mondaca (33), sindicados como los autores o coautores.

Por ahora se desconoce al autor material del golpe que le provocó la muerte a Lamelza durante la madrugada del 21 de julio. El mismo se produjo en la ruta 150, en inmediaciones del dique El Tigre; luego la víctima apareció carbonizada en el interior de su vehículo, cerca del puente Colorado, en Las Paredes.

La investigación, con el aporte de numerosos testigos, sindicó a estas tres personas, oriundas de la Villa 25 de Mayo, como sospechosas de haber participado en el ataque mortal.

En este contexto empezó este lunes el juicio que tendrá como objetivo determinar al autor material del crimen, ya que fue el ladrillazo el que le provocó la muerte a Lamelza. La quema del auto se usó para limpiar las huellas y simular, según la hipótesis, un posible accidente.

Lo cierto es que con la presencia de la familia Lamelza, que es querellante en la causa, el papá de la víctima dijo conocer a los imputados, pero no reconoció que fueran amigos de su hijo. Recordó que el 20 de julio, "mi hijo trabajó en el comercio y a las 21 se fue a repartir unos pedidos. Mi hijo me dijo que volvía a la madrugada, pero nunca más lo vi".

Según el hombre, "unos amigos me contaron que esa noche mi hijo fue a comer un asado a Los Coroneles y luego volvió a la Villa, donde se habría encontrado con estos tres individuos". En ese instante, Lamelza se quebró en llantos y le pidió a la Justicia que "haga lo que tenga que hacer con estos tres individuos"
Fuente:

Más Leídas