policiales - abuso sexual abuso sexual
martes 08 de marzo de 2016

Libertad para los hijos de un empresario acusados de abusar a una joven en un after

Los cotejos de ADN arrojaron resultados negativos. De todas formas siguen imputados y vinculados al caso.

Importantes novedades presentó en los últimos días la causa que investiga a cinco jóvenes por un presunto abuso sexual a una joven cuando estaban en un after en una casa de Las Heras hace más de un año. Dos de los principales acusados recuperaron su libertad, aunque siguen bajo la mira de los investigadores.

El caso fue conmocionante porque dos de los imputados son hijos de un empresario petrolero. Si bien los cinco sospechosos están imputados por abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de más de dos personas, los hermanos y uno de los amigos son partícipes primarios, por lo que se encontraban detenidos en prisión domiciliaria.

Hace dos semanas se conocieron los resultados de las comparaciones de ADN que se hicieron entre los hermanos y muestras de espermatozoides que fueron extraídas de un apósito que usaba la víctima al momento del hecho. Los informes arrojaron resultados negativos y esta fue la principal prueba judicial que esgrimió la defensa ante la Justicia de Garantías.

La magistrada Ana Granados hizo lugar al pedido de la defensa y ordenó que los jóvenes recuperen su libertad, aunque siguen imputados bajo la misma calificación y sometidos al expediente. Además deben cumplir ciertas condiciones como la prohibición para salir del país, para acercarse a la víctima y la obligación de presentarse periódicamente ante el fiscal.

De todas formas, los pesquisas que lideran el caso entienden que los jóvenes pueden haber participado del hecho sin producir ellos mismos el acceso carnal. "Pueden haber manoseado la víctima o haber ayudado a someterla por parte del tercer imputado", detalló una fuente ligada al caso. Para esto también será claves los cotejos genéticos que se realizan contra el otro joven, quien continúa con prisión domiciliaria.

Los sabuesos judiciales también esperan los resultados de los peritajes que la División de Delitos Tecnológicos realizan sobre las computadoras personales que fueron secuestradas al momento de la detención de los sindicados. Sucede que la víctima declaró que uno de ellos la filmaba con el teléfono celular mientras ocurría el vejamen.

Descontrol en un after

El hecho ocurrió en la madrugada del 9 de febrero del 2015, cuando un grupo de tres chicas conoció a cinco jóvenes en un local bailable ubicado en la Segunda Sección de Ciudad. Todo el grupo se dirigió a la casa de uno de los muchachos, en calle Bahía Blanca de Las Heras.

Según el relato de la víctima, el cual se encuentra avalado por una pericia psicológica, dos de los jóvenes comenzaron a charlar con sus amigas en el exterior de la casa y el resto la obligó a ingresar a una de las habitaciones. En esa instancia, uno de los muchachos la penetró y la forzó a practicarle sexo oral, mientras el resto colaboraba.

La denuncia se radicó por parte de la víctima y los investigadores policiales debieron tener paciencia para atrapar a los acusados, ya que habían viajado a la provincia de Neuquén para realizar trabajos de la empresa de su padre.

Fuente:

Más Leídas