policiales - abuso sexual abuso sexual
miércoles 15 de febrero de 2017

Liberaron a los tres policías acusados de abusar de una mujer hace 10 años

Los cotejos de ADN entre los imputados y el hijo que tuvo la víctima arrojaron resultados negativos. Se complica el avance de la causa.

Los dos policías y el efectivo retirado que estaban acusados de abusar sexualmente de una mujer, en un hecho ocurrido en una dependencia en Las Heras hace 10 años, recuperaron su libertad en las últimas semanas.

La prueba clave que tiene el expediente le terminó jugando en contra a los representantes del Ministerio Público. Semanas atrás, los laboratoristas entregaron el informe de cotejo de ADN entre los tres imputados y el hijo de la víctima: los resultados fueron negativos.

Esta era prácticamente la única evidencia de carácter científico que podía probar la participación del vejamen en al menos uno de los sindicados. Al ser negativo, la investigación se desmoronó, pese a que la declaración de la mujer se encuentra avalada por peritajes psicológicos que indican que no fabula y por el testimonio de quien entonces era su pareja, otro policía que confirmó que en esa época se enteró de los abusos.

Con el resultado en la mano, se realizó una audiencia en la Justicia de Garantías y el magistrado Marcos Pereira ordenó que los imputados recuperen su libertad, ya que se encontraban con prisión preventiva cumpliendo la medida de caución en la Caballería de la Policía de Mendoza, mismo lugar donde prestaban servicio.

Según indicaron fuentes judiciales, ahora será complicado avanzar con la investigación para la fiscal de Las Heras Gabriela Cháves –el caso era instruido por Fernando Giunta pero lo dejó cuando pasó a la Unidad Fiscal de Violencia de Género-.

Sucede que hasta el momento los pesquisas no encuentran otras maneras de probar en forma de convicción el abuso sexual para elevarlo a juicio. Más allá de esto, los tres imputados por abuso sexual con acceso carnal agravado continuarán ligados al expediente, al menos hasta que un magistrado dicte el archivo o sobreseimiento por falta de pruebas.

Denuncia tardía

A mediados de 2016, una mujer se acercó a una dependencia judicial para denunciar un hecho atroz. En su exposición, la víctima aseguro que en 2006, cuando tenía cerca de 30 años, mantenía una relación oculta con un policía. Este último la citó en la Policía Montada pero, según surge del expediente, tuvo problemas con su esposa y no pudo acudir.

Lo cierto es que la mujer fue al lugar y, tal cual denunció, se encontró con tres policías que abusaron sexualmente de ella. Producto de esas relaciones tuvo un hijo meses después.

La mujer sufrió varios problemas psicológicos por el hecho, estando internada en varias ocasiones en hospitales psiquiátricos y hasta intentando quitarse la vida.

Fuente:

Más Leídas